Adeudan 2 quincenas en Ayuntamiento de Iguala

Las cuentas bancarias del municipio quedaron congeladas por indicaciones de la PGR, quien atrajo la investigación de los hechos registrados el pasado 26 de septiembre.

Chilpancingo

El encargado del despacho del ayuntamiento de Iguala, Oscar Chávez Pineda sostuvo que ya van dos quincenas que los trabajadores del ayuntamiento enfrentan complicaciones para recibir sus salarios, ya que las cuentas bancarias del municipio quedaron congeladas por indicaciones de la Procuraduría General de la República (PGR).

Chávez Pineda volvió a quedar como encargado de despacho de la jefatura de cabildo en Iguala, luego de que Luis Mazón Alonso solicitara licencia al cargo seis horas después de que rindiera protesta, situación que generó incertidumbre e inconformidad entre síndicos y regidores.

El primer síndico manifestó que los responsables del municipio no están en condiciones de trabajar adecuadamente, por la incertidumbre que genera el tener solamente un encargado de despacho.

"La verdad estamos ahorcados. Desde la semana (pasada) estamos yendo a la Secretaría de Finanzas del Gobierno estatal en Chilpancingo, en donde por angas o mangas nos están reteniendo los recursos estatales, lo que va en contra de la base trabajadora que no ha podido cobrar sus salarios", apuntó.

Indicó que de manera permanente los ediles han viajado a la capital de Guerrero para exigir la liberación de los recursos, la respuesta que se les da, va en el sentido de que la situación financiera puede quedar destrabada una vez que el Congreso local designe al presidente municipal interino.

Indicó que este viernes buscaría la comunicación con el presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local, Bernardo Ortega Jiménez, para hacerle ver que el no cumplimiento de las obligaciones que se tienen con los trabajadores representa el riesgo de un nuevo conflicto.

Explicó que desde que la PGR atrajo la investigación respecto de los hechos que se registraron la noche del 26 de septiembre, todas las cuentas bancarias del municipio se quedaron congeladas, lo que ha propiciado que la comuna recurra a los ingresos propios para cumplir medianamente con sus compromisos.

Aunque la situación es crítica, manifestó que se ha logrado mantener en operación al ayuntamiento porque se ha recurrido a la solidaridad de los proveedores: "Prácticamente hemos estado pidiendo fiado, pero eso no puede durar para siempre".

Insistió en que los trabajadores y proveedores no tienen la culpa de lo que actualmente ocurre en el municipio, por eso es que se necesita la voluntad para liberar las cuentas bancarias de la administración local.

Pidió al nuevo titular de la Secretaría de Finanzas una actitud más sensible respecto a Iguala, ya que con el anterior, Jorge Salgado Leyva se enfrentó un bloqueo sistemático.

Hasta el momento los integrantes del cabildo no han logrado establecer comunicación con el gobernador Rogelio Ortega Martínez, ya que hasta el jueves 30, los colaboradores del secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo se negaban a tomarle las llamadas telefónicas.