Detienen a líderesa de maestros jubilados en Tlaxcala

Protestaban para exigían prima de antigüedad y demandaron que finalice el juicio que siguen en contra del ISSSTE, para que les devuelva el ISR que por Ley les corresponde.

Tlaxcala

Este jueves, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) desalojaron a un grupo de jubilados y pensionados de la sección 31 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCYA).

Además, durante el operativo detuvieron a la líder de este organismo sindical, Inés Torrentera Blanco y a otros ocho integrantes de esta mesa directiva, por los delitos de daños en las cosas, por lo que fueron llevados a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Lo anterior se registró, después de que los quejosos ingresaran al edificio público donde exigieron que se resuelvan juicios correspondientes y que iniciaron desde algunos meses, sin que les resuelvan nada en concreto.

Alrededor de las 12:00 horas, los quejosos insistieron que finalizara el juicio que siguen en contra del ISSSTE, para que les devuelva el Impuesto Sobre la Renta (ISR) que por Ley les corresponde una vez que inició la fecha de su jubilación.

Según ellos, hay amparos federales que ganaron ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCYA), para que les cubran su prima de antigüedad por cada año trabajado.

Sin el uso de la violencia, los granaderos retiraron a los jubilados y pensionados del edificio pero al inicio de la protesta policías estatales lanzaron gas pimienta, para dispersar a los manifestantes que habían cerrado con un escritorio el acceso principal de la JLCYA.

La detención causó indignación por parte de los inconformes quienes lanzaron todo tipo de insultos contra las autoridades estatales y hasta contra comunicadores. La mayoría de los manifestantes eran personas de la tercera edad, pero crearon un clima de zozobra entre los trabajadores de la junta.

Cabe señalar que el operativo fue encabezado por el secretario de Seguridad Pública, Orlando May Zaragoza quien ordenó la detención de la lideresa de este organismo y de las otras personas quienes son parte del comité sindical.

Al lugar de los hechos llegó la policía ministerial cuyos elementos traían garrote en mano para dispersar a los jubilados y pensionados, pero al ver el grado de represión que pretendía ejercer la fuerza pública, los quejosos prefirieron mantenerse al margen de los hechos.

En tanto, el secretario de gobierno, Ernesto Ordóñez Carrera, informó que los 83 laudos que estaban pendientes de pagar a los maestros jubilados de la sección 31 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (Snte) fueron cubiertos antes de concluir la primera quincena de mayo.

Por lo anterior, llamó a las personas que aún no reciben respuesta a sus demandas laborales ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA), a esperar el dictamen que les corresponda de manera pacífica y sin recurrir a la presión.

El funcionario destacó que aún cuando se trata de un asunto del orden federal, la administración estatal busca en todo momento escuchar y atender las necesidades de los diferentes sectores, por eso intervino para pagar a la brevedad los 83 laudos que estaban pendientes.