Damnificados por lluvias de 2013 protestan en Chilpancingo

Los manifestantes llegaron a la puerta del ayuntamiento y exigieron la introducción de servicios básicos como agua y luz. Además piden que se revisen los casos de filtraciones en viviendas que ...

Chilpancingo

Un grupo de damnificados por la tormenta tropical 'Manuel' y el huracán 'Ingrid', registrados en septiembre de 2013, se manifestaron en la puerta principal del ayuntamiento de Chilpancingo y por unos minutos cerraron la avenida Ignacio Ramírez.

La protesta estuvo encabezada por al menos 50 habitantes del fraccionamiento Nuevo Mirador, lugar en el que fueron reubicados tras el golpe de agua representado por la tormenta tropical 'Manuel' y el huracán 'Ingrid', que en septiembre de 2013 devastaron parte de la infraestructura urbana de Chilpancingo.

Los manifestantes exigieron el cumplimiento de los acuerdos contenidos en una minuta firmada el 21 de diciembre de 2015, cuando el ayuntamiento se comprometió a revisar los casos de filtraciones en las viviendas que construyó la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

En dicha minuta, el municipio se compromete a revisar el planteamiento de construir un tanque de almacenamiento de agua, para que el líquido sea distribuido entre las viviendas, pues actualmente carecen de dicho servicio que indican, es fundamental.

También, tenían pactado que el municipio atendería la petición de que se les introduzca la energía eléctrica, de la que también carecen a pesar de la tramitología realizada ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

"Hace tres meses que estamos esperando respuestas y hasta el momento no tenemos nada", dijo uno de los inconformes, que se negaron a sostener entrevistas con los medios.

Funcionarios del ayuntamiento salieron a dialogar, lo que permitió que se desbloqueara la avenida Ignacio Ramírez y que aceptaran la instalación de una mesa de trabajo con los titulares de varias áreas.