Cué exige a padres de familia la devolución 'pacífica' de escuelas

El gobernador de Oaxaca advierte que no habrá paga ni validarán a maestros sustitutos.
Sección 22 y nueva APPO recordaron a caídos en revuelta de 2006.
Sección 22 y nueva APPO recordaron a caídos en revuelta de 2006. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, exigió a los padres de familia y la sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) devolver de manera pacífica 100 escuelas que aún mantienen en su poder.

Advirtió que no validará ninguna plantilla de profesores que no tenga plaza certificada tanto por el Instituto Estatal de Educación Pública como por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Explicó que los docentes habilitados en las escuelas en disputa no están certificados ni validados por las instituciones, lo que implica "que no vamos a pagar ningún salario a quien no sea profesor y eso lo deben de saber los padres de familia y las autoridades municipales que están auspiciado estas tomas indebidas".

Señaló que la recuperación y devolución de escuelas es un asunto que se está negociando de manera permanente y cotidiana, a través de una comisión tripartita integrada por los profesores de la sección 22 y las autoridades de la Secretaría General de Gobierno y del Instituto Estatal de Educación.

Sin embargo, aceptó que este asunto lleva un proceso de acercamiento consecutivo porque van de por medio los padres de familia, que tomaron la decisión de darle la espalda a los maestros de la sección 22 tras sus ausencia a las aulas, provocada durante su jornada de lucha contra la reforma educativa federal.

Cué abundó que su gobierno caminará mediante un proceso de diálogo, convencimiento y de acercamiento para que acepten en el corto plazo regresar las escuelas a fin de que puedan ser devueltas a la sección 22 con el objetivo de normalizar las actividades escolares.

Según el gobernador, de 400 escuelas bajo control de padres de familias y profesores habilitados, ocupadas durante el paro generalizado, restan 100, 26 consideradas como de alta prioridad por su conflictividad.

En tanto, el líder de la sección 59 del SNTE, Joaquín Echeverría, reprochó los amagues de la sección 22 y urgió la intervención y mediación del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para evitar hechos violentos por la disputas y control de escuelas.

En tanto, mil profesores de la sección 22 y activistas adheridos al Frente Único de Lucha Social (FULS-APPO) realizaron una movilización para recordar a sus caídos y detenidos en la revuelta social de 2006 y demandar la instrumentación de la Comisión de la Verdad para llamar ante los tribunales al ex gobernador Ulises Ruiz.

SNTE pide apoyo de Peña

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) envió una carta al presidente Enrique Peña Nieto para solicitar su intervención en los problemas de educación que se sufren en Oaxaca. La sección 59 denunció, en el texto fechado el pasado 20 de noviembre, que la sección 22 adherida a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) comete actos de represión en su contra.

Describe retención de cartillas de evaluación, certificados de alumnos y libros de texto gratuitos, obstaculización de la entrega de recursos materiales y económicos para la mejora de la infraestructura educativa, retención de salarios, cancelación de plazas y exclusión de beneficios al personal de Apoyo y Asistencia a la Educación, entre otros.

Por ello pidió "apoyo e intervención para que se atienda y resuelva la problemática planteada debido a la falta de atención del gobierno de Oaxaca, y a su vez se establezca una oficina que atienda de manera directa todos los asuntos de la reforma educativa". Redacción/México