Crean sala anticorrupción en Veracruz

El Congreso local aprobó la Reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial con lo cual Javier Duarte designará a los magistrados que serán inamovibles cinco de los 10 años que durará el cargo.
La comisión de Justicia Partidaria del PRI suspendió el lunes los derechos como militante al gobernador de Veracruz, Javier Duarte y seis de sus colaboradores.
El gobernador de Veracruz, Javier Duarte. (Cuartoscuro)

Veracruz

En la sesión ordinaria del Congreso de Veracruz fue aprobada la reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial con la que se crea una sala anticorrupción y que permite que el gobernador Javier Duarte envíe las ternas para la designación de los integrantes de la sala.

Con 30 votos a favor, cuatro abstenciones y 14 votos en contra se aprobó la reforma con algunas modificaciones al texto elaborado por la Comisión de Justicia y Puntos Constitucionales, en la que dispone que los Magistrados llegarán directamente a la Sala Anticorrupción y permanecerán inamovibles cinco de los 10 años que durarán en el cargo.

Las propuestas de los posibles magistrados aún no ha sido enviada por el Ejecutivo estatal.

También fueron turnadas a comisiones dos iniciativas más enviadas por el Ejecutivo estatal: En la primera se propone reformar la Ley número 364 del Servicio Civil de Veracruz y la 584 del Servicio Público de Carrera.

Esta iniciativa a decir de los legisladores panistas busca basificar a burócratas estatales y engrosar la nómina gubernamental y con ello limitar las posibilidades que la próxima administración pueda hacer despidos masivos para meter al gobierno personal afín a sus intereses o de confianza.

La justificación de la iniciativa es que con esto se cumple una "demanda añeja de los burócratas estatales". La otra iniciativa o Proyecto de Decreto es respecto al Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal.

Plantea que este impuesto se utilice para el pago de pasivo circulante procedente de los adeudos que tiene reconocidos el Gobierno del estado.

El decreto busca "Brindar una fuente de pago que garantice el cumplimiento de los compromisos adquiridos por el Gobierno del Estado frente a los mencionados proveedores y contratistas; lo cual permitirá fortalecer la seguridad jurídica y la certeza en el pago, generando condiciones óptimas para cumplir con los compromisos propios de su rubro".

En español significa que con ese recurso se pagarán los compromisos de pago que deje pendiente Javier Duarte de Ochoa, de toda la administración.

Para ello propone la creación de dos fideicomisos, uno tiene por objeto "aperturar una cuenta bancaria mandatada que concentre los recursos del Impuesto Sobre Erogaciones al Trabajo Personal, administre los mismos y los transfiera a un segundo Fideicomiso, cuyo fin sea efectuar el pago a los proveedores".

La iniciativa con proyecto de decreto, fue turnada a las Comisiones para su análisis correspondiente.

Otro punto que fue enviado a comisiones fue la entrega de la Casa Veracruz, residencia oficial del gobernador en turno, a la Comisión Estatal de Derechos Humanos.