En Guerrero hay un estado de impunidad: Coparmex estatal

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana en el estado, Jaime Nava dijo que tienen registrado el secuestro y pérdida de 200 unidades de distintas empresas.

Ciudad de México

El presidente de la Coparmex en Chilpancingo, Jaime Nava dijo que el sector empresarial se encuentra indignado y preocupado por la decisión que tomó la empresa Femsa-Coca-cola de dejar de repartir el producto tras el secuestro de una de sus unidades y del chofer en Chilpancingo la semana pasada.

“El sector empresarial está indignado y preocupado tras la decisión de la empresa de Femsa-Coca-Cola es una acción que evidencia más el estado de impunidad en el que vivimos y la falta de decisión por parte de un gobierno para poner orden en la capital (Chilpancingo)”, dijo en entrevista con Milenio Televisión.

El empresario recordó que desde hace meses camiones repartidores de cerveceras, lácteos, pan, frituras y dulces, unidades de transporte de pasajeros y transportistas en general han sido atacados por grupos de estudiantes y maestros que piden “donar” la mercancía para la causa de la desaparición de los 42 normalistas de Ayotzinapa.

“Tenemos el registro de más de 200 unidades asaltadas y más de medio centenar de unidades asaltadas con todo y choferes. Hoy en Guerrero muchas empresas transportan su producto en unidades particulares. Hoy ser empresario en Guerrero  significa trabajar en la clandestinidad”.

Jaime Nava lamentó que a pesar de las denuncias que han presentado ante la autoridad no se han dado seguimiento.

“Hay cientos de denuncias en la Fiscalía, pero no hemos visto nada. Las unidades que han sido robadas, están en el zócalo de Chilpancingo, pero no vemos intención de tomar acciones”.

Luego de que dos empleados de Coca Cola fueran retenidos por integrantes del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (Funpeg), el viernes pasado la empresa decidió suspender su servicio durante cinco días en Chilpancingo.

Los camiones repartidores de la compañía refresquera se quedaron en la bodega de FEMSA, ubicada sobre la lateral del boulevard Vicente Guerrero, entre las colonias Vista Hermosa y del PRI, aproximadamente a 100 metros de las instalaciones de la 35 Zona Militar.