Piden a la PGR atraer asesinato de activista en Puebla

La Coordinadora Nacional Plan de Ayala dijo que debe investigarse la muerte de Antonio Esteban Cruz, quien se oponía a la instalación de termoeléctricas y mineras en la entidad.

Ciudad de México

La Coordinadora Nacional Plan de Ayala Movimiento Nacional (CNPA MN), solicitó la intervención de la Procuraduría General de la República para atraer la investigación del asesinato del líder social en el estado de Puebla, Antonio Esteban Cruz, el pasado 4 de junio, "por oponerse a la instalación de termoeléctricas y mineras".

En conferencia de prensa, Francisco Jiménez Pablo, líder de CNPA MN responsabilizó al gobernador del estado, Rafael Moreno Valle, de la muerte de Esteban Cruz, quien recibió cuatro disparos de arma de fuego cuando se encontraba en el paraje "El Rincón" a orilla del río Apulco en la comunidad de Cuautapanaloyan, Cuetzalan.

"(Rafael Moreno Valle) es sospechoso por todo el clima de violencia que se ha generado ante la resistencia a los megaproyectos, de tal suerte que no existe una investigación imparcial", asentó.

Los integrantes de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala señalaron que seguirán "en la lucha política" para que el procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, así como el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, atraigan esos casos, "ya que tan solo en el caso de Puebla se están afectando 120 mil hectáreas vía concesiones y proyectos sin consulta previa a los ejidatarios".

Asimismo, aseguraron que en Puebla existen de cerca de cien concesiones mineras y ocho proyectos hidroeléctricos que directa e indirectamente afectan al estado de Tlaxcala y Morelos.

Alberto Galindo aseguró que además de la negociación política con el gobierno federal, su organización emprendió acciones legales para exigir el esclarecimiento de dicho crimen, así como de las detenciones arbitrarias y desapariciones de luchadores sociales en Puebla.

Indicó que ya trabaja en integrar las denuncias ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Organización Internacional del Trabajo, toda vez que la instalación de mineras a cielo abierto y la implantación de hidroeléctricas violentas diversos derechos humanos y leyes internacionales.