Continúan las extorsiones a migrantes en México

El padre Alejandro Solalinde, Fray Tomás González Castillo y Las Patronas del grupo de mujeres de Veracruz coincidieron en que ha habido un retroceso en materia de derechos humanos en este Gobierno.

Mérida

Gobiernos van, gobiernos vienen y las extorsiones a migrantes en México continúan, denunciaron en Mérida Fray Tomás González Castillo, el padre Alejandro Solalinde Guerra y Norma Romero Vásquez, quien encabeza Las Patronas del grupo de mujeres de Veracruz, quienes ayudan a migrantes y Premio Nacional de Derechos Humanos 2013.

"No ha habido un avance en la promoción y protección de los derechos humanos de los migrantes, por el contrario, ha habido un retroceso con el actual Gobierno federal de Enrique Peña Nieto", señalaron durante una conferencia de prensa conjunta.

"A poco más de un año del nuevo Gobierno ha habido un retroceso tremendo en la protección ya no sólo a los derechos humanos de los migrantes, sino a una vida digna, a un tránsito digno", aseguraron los invitados a la primera Jornada de Promoción y Protección de los Derechos Humanos en Yucatán.

El padre Solalinde denunció las extorsiones de las que son víctimas los migrantes ilegales en el país por parte de las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM).

Insistió en que los políticos mexicanos "son personajes ficticios, personajes mediáticos" que ocultan "la realidad de los migrantes". Afirmó el Premio Nacional de Derechos Humanos 2012.

Fray Tomás González Castillo, quien residió en el convento de Izamal en Yucatán durante varios años y ahora se encuentra radicado en la frontera entre México y Guatemala, donde recibió el Premio Franco Alemán en Derechos Humanos, Gilberto Bosques 2013, afirmó que "tenemos que decir la verdad, no podemos ser defensores de los derechos humanos y no incomodar".

Recordó que "cuando Enrique Peña Nieto era Presidente electo, anunció una estrategia para la frontera sur: el sello de la frontera sur a través de la militarización, la multiplicación de las estaciones migratorias y el cuidado de la frontera".

Y eso es lo que está sucediendo. "Nosotros lo hemos constatado: están sellando la frontera, están militarizando la frontera, están construyendo o están en proyecto más estaciones de migración o centros de detención y nosotros estamos más que vigilados", aseguró.

Sobre la situación prevaleciente en la Península de Yucatán, en los estados de Quintana Roo y Yucatán en particular, señalaron que prevalecen también los abusos de derechos humanos, extorsiones, torturas y agresiones.

Sobre las extorsiones que son perpetradas por agentes del INM, el padre Solalinde refirió varios ejemplos y dijo que en algunos casos han llegado a exigir 10 mil y 12 mil dólares a cada uno de los migrantes para dejarlos ir.

El sacerdote también fustigó a la jerarquía eclesial y se refirió al arzobispo de Yucatán, Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, quien precisamente preside la Pastoral de los Migrantes para América Latina.

"¿Dónde está la jerarquía de Yucatán, dónde la Iglesia de Yucatán?", preguntó Solalinde.