Contaminación de río excede 8 veces el límite

El grupo ambientalista advierte que 1.2 millones de personas se encuentran en riesgo; detectan casos de leucemia y daño renal.
El agua es utilizada para el riego de cultivos en la zona.
El agua es utilizada para el riego de cultivos en la zona. (Javier García)

Puebla y México

La contaminación del río Atoyac superó ocho veces el límite establecido por normas oficiales, lo que pone en riesgo a 1.2 millones de personas en Puebla y Tlaxcala, advirtió Greenpeace.

El grupo ambientalista demandó al gobierno federal implementar una política de ríos limpios para 2020; mientras, la Cámara de la Industria Textil afirmó que solo una de las empresas clausuradas por verter residuos “altamente contaminantes” a este afluente está afiliada a ese organismo.

De acuerdo con un estudio de Greenpeace en 2014, la mayor parte del río que cruza por Puebla y Tlaxcala es “altamente tóxico”, ya que 78 por ciento de las industrias que descargan aguas no cumplen con la norma NOM-001.

Señaló que más de 49 mil 932 hectáreas de cultivos son regados con las aguas del río, que recibe entre 90 y 100 toneladas diarias de desechos orgánicos e industriales.

El estudio precisa que se han reportado niveles elevados de leucemia o daño renal en zonas como Villalta, San Baltazar y Santa María.

“La intoxicación es causada por el uso de agua para el riego de cultivos en la zona, este río suministra agua potable para la región, lo que aumenta el riesgo de afectaciones a la salud”, detalla.

La organización demandó que en 2020 haya una política de cero descargas tóxicas, ampliación de las sustancias reguladas y mayor control en las descargas industriales en aguas nacionales y municipales.

El Centro Virtual de Información del Agua del Fondo para la Comunicación y Educación Ambiental destacó que las aguas de los ríos Atoyac y Xochiac no se consideran aptas para recreación, pesca, vida acuática y consumo humano.

En tanto, la Comisión Federal para la Protección contra los Riesgos Sanitarios señaló en un documento que cada día se desechan al río 62.8 toneladas de sólidos suspendidos totales, 14.7 toneladas de nutrientes y 0.14 toneladas de metales pesados.

Las sanciones

El documento Atención a la Problemática Ambiental y de Salud del río Atoyac (Puebla-Tlaxcala) expone que la inspección en Tecnoacabados Zaldo, dedicada al acabado de fibras, hilados y telas, derivó en clausura total temporal, mientras que Plami, S.A. de C.V, enfocada a la producción de películas plásticas, resultó en clausura parcial temporal por no presentar su plan de manejo de residuos peligrosos.

Explicó que se aplicó una clausura parcial a Costuras y Manufacturas de Tlaxcala S. de R.L. de C.V, dedicada al tratamiento de productos de mezclilla, de igual forma Celulosa de Fibras Mexicanas S.A. de C.V., enfocada al embalaje y papelería, mientras que la firma de origen español Industrial Textil de Puebla S.A. de C.V reflejó descargas de agua fuera de los límites máximos permitidos.

Telas del Continente, ubicada en Papalotla de Xicohtencatl, mantiene una clausura parcial, al igual que Síntesis Orgánicas S.A. de C.V., de Grupo Idesa, ubicada en el Corredor Industrial San Cosme Xalostoc, dedicada a la producción de químicos.

En el caso de Puebla, se iniciaron procesos de verificación sanitaria a las empresas Textil Alma S.A. de C.V., Industrias Unidas Maritex, Industrias 3000 S.A. de C.V. del ramo textil, mientras que en Plásticos y Reciclados Ame S.A. de C.V. se impuso clausura parcial.

En tanto, José Miguel Brito García, presidente de la Cámara de la Industria Textil Puebla-Tlaxcala, afirmó que de las empresas sancionadas por la Profepa y Conagua solo una, Tejidos Poblanos, está afiliada.

Aseguró que la empresa está en pláticas para regular las descargas que realizan al río y cumplir con los señalamientos de la ley: “Desde meses atrás vienen trabajando el tema, tienen plantas de tratamiento de agua y vienen cambiando parámetros de descarga”.

Señaló que desconoce cuáles son las empresas textileras sancionadas por la Profepa, ya que las autoridades no le han dado detalles: “La misma autoridad no nos dice ‘a tal empresa yo la clausuré’. Son temas exclusivos de la empresa y el gobierno. Del único que tenemos conocimiento es de la empresa socia”.