Presentan Constitución de Oaxaca de 1922

Una brigada de especialistas realizó una búsqueda que tardo un año y medio, dentro del anexo del archivo central del estado. 
Los especialistas tardaron un año en repararlo.
Los especialistas tardaron un año en repararlo. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

El gobierno de Oaxaca presentó el documento histórico del bando solemne y de la constitución general del estado de Oaxaca que fue promulgada el 4 de abril de 1922 por el gobernador Manuel García Vigil, luego de los argumentos que un grupo de abogados que pretendió declarar su inexistencia.

Ambos documentos antes de ser presentados tuvieron que ser sometidos a un profundo proceso de curación y restauración, ya que presentaban un gran deterioro derivado del tiempo y el exceso de humedad.

El consejero Jurídico del gobierno de Oaxaca Víctor Hugo Alejo Torres, reconoció que la presentación del Bando Solemne y de la Constitución se hizo con el afán de descalificar los 7  juicios presentados ante juzgados de distrito que hicieron valer un grupo de abogados, que trataban de deslegitimar a las instituciones de Oaxaca, argumentando la inexistencia de la constitución, ello con la intención de lograr la liberación de un grupo de procesados.

Dijo que a partir de los juicios presentados y mandatos judiciales para que se diera vista del documento, se realizo un proceso de búsqueda avanzada desde febrero del 2013 que permitió que en septiembre del 2014 se lograra rescatar y hallar los documentos en el archivo general del estado.

Entre los documentos hallados además del bando solemne, -que mide 1-80 cm x 1.80 cm-, se localizó la constitución original de 1922, los oficios de envió del legislativo, la recepción del mismo, la orden de pago emitida por el gobernador Manuel García Vigil al Oficial encargado de las finanzas en esa época y la autorización del pago para que un taller por 400 pesos propiedad de Eduardo Vasconcelos para que se hiciera la impresión de 5 mil tantos del bando en papel revolución que fue difundido en diferentes espacios públicos.

De acuerdo con Alejo Torres, luego de su promulgación la Legislatura Local en ese tiempo, solo  ordeno su publicación mediante bando solemne.

Detalló que fue en gobierno de Gabino Cué que se instruyo rescatar la totalidad de la documentación histórica y acervo histórico de Oaxaca, luego de que hallo la sede del archivo general en ruinas y en franco deterioro.

En tanto el director del Archivo General de Oaxaca Carlo Magno Ochoa, dio a conocer que junto con el documento original de la Constitución se han rescatado más de 16 metros lineales de acervo histórico del siglo XVI,  XVIII y hasta del siglo XIX.

Magno Ochoa, afirmó que luego de su restauración y conservación el documento histórico del bando solemne y la Constitución serán introducidos a una urna de cristal que será encriptado en un sitio seguro para que pueda ser conservada otros 100 años más y pueda ser vista por quien la busque y desee conocerla.

Una brigada de especialistas realizó una búsqueda que tardo un año y medio, dentro del anexo del archivo central del estado, para localizar el vestigio histórico de la constitución y su bando solemne que data de hace 92 años.

El director del archivo general, Carlo Magno Ochoa, dio a conocer que fue hasta el 2 de septiembre que se hallo el documento del bando solemne, contaminado de hongos, gérmenes y polvo, revuelto y doblado a tamaño carta dentro de una caja de cartón  donde había documentos no clasificados  y después el 25 del mismo mes fue localizado el documento que contiene la constitución de Oaxaca de 1922, aprobado por la 28 legislatura local.

El documento está escrito a máquina y contiene la firma del gobernador en turno y los diputados que intervinieron en el proceso legislativo de la constitución correspondiente de tal época.

En entrevista el Consejero Jurídico del Gobierno de Oaxaca Víctor Alejo Torre, afirmó que jamás se prestaron a la polémica por el alegato que hicieron valer falsamente un grupo de abogados donde se argumentaba la inexistencia de la constitución.

“Hemos hecho un acto de autoridad que tira por tierra cualquier cuestionamiento que ponga en duda la certeza y vigencia jurídica de la instituciones del estado de Oaxaca”.