Considera Aureoles dar tercera oportunidad a docentes

El gobernador del estado, señaló que la CNTE se está convirtiendo en el verdugo de sus propios agremiados, ya que mediante el chantaje político,  ponen en riesgo su fuente de empleo.

Morelia

El gobernador del estado de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, informó que ya se realizan las gestiones necesarias ante el Gobierno federal, para ofrecer una tercera oportunidad a todos aquellos profesores que desean respetar la ley, y presentar las pruebas la evaluación.

El perredista dijo que la baja afluencia de participantes en la evaluación fue producto del secuestro y la presión de los maestros por parte de integrantes de la Coordinadora que impidieron el arribo al lugar donde se realizaba la prueba.

Aureoles Conejo prometió que no le temblará la mano para aplicar las disposiciones federales en materia educativa, en las que el jueves se afirmó del despido de más de mil 600 maestros michoacanos, por haber violado la norma legal al no asistir durante los cuatro días que marca la ley a impartir clases.

De la misma manera, el titular del Ejecutivo estatal aclaró que la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), ha declarado como un triunfo político el torpedeo lanzado al proceso de evaluación efectuado el pasado jueves en esta capital, pero la realidad subrayó, es que la CNTE se está convirtiendo en el verdugo de sus propios agremiados, ya que mediante el chantaje político, ponen en riesgo su fuente de empleo.

Aureoles Conejo lamentó que una organización que se auto domina democrática, plural y abierta, se haya convertido en un freno para que los maestros rechacen un mandato que tiene rango constitucional y que por ley debe cumplirse.

Antes, el dirigente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, Víctor Zavala advirtió que la CNTE acudirá a todas las instancias legales para revertir la ofensiva federal y sentenció que de confirmarse la determinación del gobierno federal, el magisterio disidente podría paralizar el 100 por ciento de los planteles educativos en la entidad.

Esta mañana, la titular de la secretaria de educación en Michoacán, Silvia Figueroa Zamudio admitió que no se tiene la capacidad para restituir a los más de mil 300 docentes en las aulas.

Señaló que se revisan diversas alternativas para cubrir las vancantes que dejarían los docentes despedidos que hace unas horas anunció el titular de la SEP federal, Aurelio Nuño.

Anunció que gestionará ante la federación que se abra una etapa extraordinaria de evaluación magisterial en la entidad, en virtud de que centenares de docentes michoacanos fueron coaccionados y presionados por maestros disidentes para que no cumplieran con la evaluación celebrada el pasado 19 de mayo en la capital, donde los reportes señalan que se cubrió un 20 por ciento de los convocados.

Reiteró que el gobierno de Michoacán respalda todas las acciones establecidas en la reforma educativa federal, ya que son un mandato constitucional y no están a debate.

Al respecto, la presidenta de la Comisión de Educación de la 73 Legislatura, Xóchitl Ruiz González respaldó la reforma educativa nacional y exigió su aplicación irrestricta.

La legisladora priísta manifestó que se acompañará a los titulares del ejecutivo estatal y federal para que en materia educativa de recupere la rectoría del estado y la aplicación de la ley.