Regresa ex consejero de Transparencia de Guerrero 216 mil pesos

El presidente del organismo, Crescencio Almazán Tolentino explicó que el dinero es parte de la liquidación que recibió Ernesto Araujo para el pago del ISR.

Chilpancingo

El ex consejero del Instituto para la Transparencia y el Acceso a la Información del Estado de Guerrero (ITAG), Ernesto Araujo Carranza regresó al organismo la cantidad de 216 mil 553 pesos con 43 centavos, de los 843 mil pesos que junto a sus compañeros María Antonia Cárcamo Cortez y Marcos Ignacio Cuevas se asignaron como finiquito por ocho años de servicio.

La cantidad corresponde al monto que los tres ex consejeros para la transparencia deben pagar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), por concepto de Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Araujo Carranza realizó el depósito del recurso a las 16:05 horas del martes 18 de febrero en la sucursal que Banorte tiene en la capital de Guerrero, después hizo llegar al ITAIG la ficha correspondiente con un escrito en el que explica la razón de la devolución.

El presidente del Instituto, Crescencio Almazán Tolentino explicó que el recurso será utilizado para pagar el impuesto correspondiente ante la SHCP, lo que se establece en el breve escrito que dejó Araujo en la oficialía del organismo.

Hasta el momento, al abogado Araujo es el único ex consejero del ITAIG que regresa el dinero correspondiente al ISR, todavía no se sabe si harán lo mismo la ex presidenta María Antonia Cárcamo Cortez y el abogado Marcos Ignacio Cuevas.

Horas antes de que Ernesto Araujo depositara los 216 mil pesos, en la Auditoría General del Estado (AGE) ingresó el pedimento hecho la tarde del viernes 14 de febrero, en el sentido de que haya una investigación financiera al organismo, sobre todo para saber en que condiciones se otorgó el finiquito.

Araujo es actualmente director de la Unidad Académica de Derecho, cargo para el que fue designado por el actual consejero del ITAIG Roberto Rodríguez.

"Esa es la única devolución que tenemos documentada hasta el momento, yo voy a presentar este escrito ante el Pleno del Consejo, para darlo a conocer y que tomemos una decisión", dijo Almazán Tolentino.

Negó que en los actuales integrantes del ITAG exista el interés de perseguir a sus antecesores, pero sostuvo que lo importante es clarificar los procedimientos internos del organismo.

Anticipó que si la Auditoría General del Estado (AGE) establece que el bono no representó ninguna irregularidad, los nombres de los ex consejeros quedarán completamente libres de cualquier sospecha.