Núñez ofrece a nuevos diputados trabajar de manera conjunta

El gobernador  de Tabasco dijo que la democracia se nutre de coincidencias y divergencias, por lo que con las nuevas fuerzas en el Congreso de debe trabajar con responsabilidad. 
El gobernador se reunió con los nuevos diputados.
El gobernador se reunió con los nuevos diputados. (Cortesía)

Ciudad de México

El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, instó a quienes conformarán la LXII Legislatura a hacer del diálogo, la negociación y la construcción de acuerdos los instrumentos para procesar la nueva pluralidad que estará representada en el Congreso local.

Durante el encuentro que sostuvo con los nuevos diputados, el mandatario dijo que hay que encauzar la diversidad ordenada por los ciudadanos pero sin generar parálisis institucional en el estado, e hizo votos para que la relación de trabajo y coordinación entre los poderes públicos se afiance como garantía de gobernabilidad, sin menoscabo alguno de la diferencia, la crítica o la divergencia.

Núñez Jiménez ofreció su absoluta disposición de colaboración con la Legislatura entrante, y dejó claro que la actual administración acepta sin restricción alguna las funciones de control y fiscalización del gasto que tiene a su cargo el Poder Legislativo, porque además, acentuó, representan mecanismos para transparentar la función pública y reivindicar la política desde una posición ética.

Estableció que la democracia se nutre de coincidencias y divergencias, e indicó que en ese contexto la nueva correlación de fuerzas en el Congreso implicará responsabilidades adicionales para todos, porque obligará a una mayor deliberación y debate para construir consensos por el bien de Tabasco.

"Si creemos y somos auténticamente demócratas en la pluralidad, tenemos que ser congruentes con los instrumentos para procesarla. Si se niega el diálogo, la negociación o el acuerdo, entonces la diversidad sólo generaría anarquía, falta de dirección y demostraría incapacidad política".

Núñez Jiménez enfatizó que los electores mandataron una nueva realidad política, con diversidad de enfoques y sin una fuerza hegemónica que lo controle todo, pero no lo hizo, precisó, para que le digamos que no somos capaces de coordinarnos para sacar adelante a la entidad.

La presidenta de la Junta de Coordinación Política de la actual Legislatura, Neyda Beatriz García Martínez, señaló que ser diputado no implica sólo ser representante de un distrito electoral, ya que además implica personificar la voz del pueblo que le delegó la facultad de estar en la Cámara no sólo para legislar sino también para ser un contrapeso a los otros poderes públicos.