Confirma Episcopado plagio de sacerdote en Guerrero

La Conferencia del Episcopado Mexicano confirmó la desaparición del sacerdote Gregorio López Gorostieta el pasado 21 de diciembre en Pungarabato, Guerrero.

Ciudad de México

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) confirmó la desaparición del padre Gregorio López Gorostieta en Pungarabato, Guerrero, con la publicación de la denuncia hecha por Maximino Martínez Miranda, obispo de Ciudad Altamirano.

"Todo indica que al padre Gregorio lo obligaron a salir en su camioneta", se lee en el documento difundido por el CEM en su página web.

De acuerdo con la denuncia del obispo de Ciudad Altamirano, el padre Gregorio López llegó al Seminario Mayor de La Anunciación cerca de las 20:30 horas del 21 de diciembre, luego de haber estado en la Iglesia Catedral donde celebró varias misas.

Según las versiones recabadas con los seminaristas y las religiosas "personas ajenas estuvieron revisando las instalaciones del seminario por la tarde noche del domingo".

"Algunos seminaristas que iban llegando de las diferentes parroquias vieron entre la oscuridad que algunas personas extrañas merodeaban el lugar", se lee en la denuncia.

Los miembros del Seminario Mayor de La Anunciación dijeron que el lunes por la noche nuevamente gente ajena al Seminario intentó entrar a la casa de las Hermanas Religiosas.

Sacerdotes y feligreses de la ley católica de Pungarabato marcharon el pasado 24 de diciembre en Ciudad Altamirano, cabecera municipal de Pungarabato, para exigir la liberación del cura.

El gobernador del Estado, Rogelio Ortega, también se pronunció por el caso del sacerdote y llamó a la Iglesia a trabajar en conjunto para resolver el caso.