Astudillo analiza tema de seguridad con alcaldes

El tema que abordaron los funcionarios fue la inseguridad que prevalece en diferentes puntos de la entidad, además de las secuelas del caso Pungarabato.
La reunión de seguridad del gobernador Héctor Astudillo se desarrolló a puerta cerrada en la Sala de la República de la residencia oficial Casa Guerrero.
La reunión de seguridad del gobernador Héctor Astudillo se desarrolló a puerta cerrada en la Sala de la República de la residencia oficial Casa Guerrero. (Chilpancingo)

Chilpancingo

De manera urgente, el gobernador Héctor Astudillo Flores se reunió con 63 presidentes municipales, con los que trató el tema de la inseguridad que prevalece en diferentes puntos de la entidad, también hablaron sobre las secuelas del caso Pungarabato.

La reunión se desarrolló a puerta cerrada en la Sala de la República de la residencia oficial Casa Guerrero, cada uno de los 63 presidentes municipales que acudieron debió dejar su teléfono celular en una vitrina de cristal, que personal de seguridad se encargó de que estuviera perfectamente cerrada.

Aunque los responsables de resguardar el área dijeron que los celulares se quedaron en la vitrina a petición de los propios jefes de cabildo "para no distraerse", lo cierto es que desde el momento en que se les convocó, se les dijo que no se permitiría tener a la mano ningún aparato que permitiera grabar lo que se manejaría en el encuentro.

La reunión comenzó después de las 09:00 horas del viernes y culminó cuando ya pasaban las 12:30, después de que participaron 20 de los 63 presentes.

Antes de retirarse, el gobernador Astudillo Flores manifestó que de entrada, el motivo de la reunión fue el interés de hablar sobre la forma en que fue asesinado el presidente municipal de Pungarabato.

Indicó que hay un consenso en el sentido de que se trata de un hecho completamente reprobable, sobre el que se debe trazar una ruta para manejar adecuadamente, en el entendido de que es la sociedad la que enfrenta las complicaciones en materia de seguridad, no solamente los alcaldes.

Comentó que antes del encuentro con los presidentes, tuvo la oportunidad de dialogar con el comisionado general de la Policía Federal (PF), Enrique Galindo Cevallos, quien le ratificó la determinación del gobierno de la República para respaldar a Guerrero.

Dicho encuentro resulta importante, si se tiene en cuenta que en Guerrero hay una policía estatal que no cuenta con la fuerza suficiente para encarar por si sola el problema que representa el crimen organizado.

En la reunión se hablaron de generalidades en materia de seguridad pública, las particularidades de cada municipio se hablarán después en forma individual.

En lo que hizo énfasis, fue en el hecho de que se trabaja de manera intensa para que los responsables del atentado cometido en contra de Ambrosio Soto Duarte sean detenidos y castigados.