Compran queretanos uvas y ropa interior para recibir Año Nuevo

En esta temporada los comerciantes hacen su agosto, pues la uva roja sin semilla llega a costar de 50 pesos el kilo hasta 80 pesos el kilo.

Querétaro

Una importante demanda ciudadana reportan esta mañana las uvas y la ropa interior de colores rojo y amarillo en mercados públicos de la ciudad de Querétaro, como una forma para despedir el año viejo y recibir el 2014.

Anselmo Domínguez, locatario del Mercado "Josefa Ortiz de Domínguez", mejor conocido como La Cruz, explicó que aunque no es temporada de uvas se ofertan ciertos tipos del fruto para quienes tienen la costumbre de degustarlas a la media noche.

"Vendemos uvas rojas sin semilla a 50 pesos el kilo, pero hay otros compañeros que traen uva de otro tipo que llega a costar hasta 80 pesos el kilo", refirió el comerciante.

De acuerdo a la tradición, se deben consumir 12 uvas durante los últimos 12 segundos del año para recibir e luego año con actitud positiva y buenos deseos para os seres queridos.

El mercado de La Cruz registra una importante afluencia de ciudadanos, quienes evidentemente adquieren las uvas para la media noche, que representan las 12 campañas e igual número de deseos para el año que está por iniciar.

En cuanto a la ropa interior, la creencia popular dicta que, según el color, su uso el último día del año ayudará a mejorar la situación económica, laboral y amorosa de quién la porta.

Doña Camilita, locataria del Mercado Escobedo, relató que mucha gente tiene la costumbre de usar ropa interior de color rojo o amarillo el último día del año: "las prisas de la temporada hacen que vengan por su ropita el mero 31 (de diciembre)".

Con 35 años de labor en ese centro de abasto, la entrevistada explicó que la ropa íntima de color rojo es para atraer el amor o reforzar una relación, mientras que el color amarillo es para mejorar las condiciones económicas.

A pregunta expresa, señaló que cuenta con una gran variedad de modelos para hombre y mujer desde bóxer hasta bikini, trusa y baby doll, cuyos precios van desde 30 hasta 150 pesos.

"En estos días llego a vender hasta 500 piezas o más, pues la gente sí tiene bien arraigado el gusto y la creencia por usar ropa interior roja o amarilla en estás fechas de fin de año", remarcó.