Comparece ex funcionario de Ulises Ruiz por revuelta social del 2006

El ex secretario de Salud del estado, Martín Vásquez dijo que acudió para deslindarse de responsabilidades en las acusaciones de violaciones a los derechos humanos.
El ex secretario de Salud de Oaxaca, Martín Vásquez.
El ex secretario de Salud de Oaxaca, Martín Vásquez. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

El ex secretario de Salud del estado, Martín Vásquez fue el primer funcionario del régimen del ex gobernador Ulises Ruiz que compareció ante la Comisión de la Verdad para deslindarse de responsabilidades en las acusaciones de violaciones a los derechos humanos tras la revuelta social del 2006.

El también ex diputado federal, aceptó que optó por comparecer ante el llamado que hizo el organismo para precisar que durante los hechos reportados hace nueve años no hubo omisiones del estado.

Advirtió que jamás se cerraron los hospitales, ni las clínicas, ni se limitaron los servicios médicos y de emergencia a la población civil a pesar de que hubo dificultades con el derecho de tránsito por las barricadas impuestas en calles y carreteras por docentes de la sección 22 de la CNTE y activistas de la desaparecida Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).

"Quise ser el primero en acudir ante instancia de investigación, porque no debo, ni temo nada, porque no tengo implicación en ningún acto de violación a derechos humanos, porque no se violó el derecho a la salud del pueblo y la ciudadanía. Y solo quiere colaborar con mi participación a la reconciliación del pueblo de Oaxaca".

Vásquez, dijo que en la indagatoria realizada por la Comisión de la Verdad no debe haber impunidad y exigió castigar a quien resulte responsable.

En tanto el presidente de la Comisión de la verdad de Oaxaca Alejandro Solalinde, afirmó que a nueve años de la revuelta social del 2006, las víctimas del conflicto siguen en silencio, tienen miedo y exigen justicia y castigo contra los trasgresores de derechos humanos.

El sacerdote acusó al ex gobernador de Ulises Ruiz de sembrar el miedo y de las condiciones de represión contra la CNTE y la APPO.

Y lamentó que "algunos porros" de esa época "ya son funcionarios de corbatita, y están trabajando en las instancias públicas del gobierno federal", lo cual no permite que haya justicia.

Reprobó que la justicia en México este politizada y que haya implicados en asesinatos, desapariciones forzadas y torturas que anden sueltos.

El padre Solalinde habló de la convocatoria que hizo para que se presenten a declarar unos 38 ex funcionarios entre estatales y federales, entre los que se encuentra el ex presidente Vicente Fox y el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, para que aclararan y respondiera ante presunta acusaciones por responsabilidad y omisiones por los hechos violatorios a los derechos humanos registrados durante el conflicto social del 2006 y lamentó que los convocados no haya comparecido, argumentando que la cita no era obligatoria en términos legales.

Solalinde, afirmó que la Comisión de la Verdad tienen carácter y figura legal y adelantó que en marzo próximo emitirá su informe final donde determinará y definirá los nombres de los involucrados en acciones violatorias a los derechos humanos.