CIDH reconoce labor en Tamaulipas

El secretario ejecutivo de la Comisión, Emilio Álvarez Icaza, consideró que se tiene que trabajar en esa percepción de que el Estado y las instituciones de derecho están trabajando. 
El gobernador de Tamualipas reconoció que han hecho un gran esfuerzo.
El gobernador de Tamualipas reconoció que han hecho un gran esfuerzo. (Milenio Digital)

Ciudad Victoria

 “Nos importa mucho que a Tamaulipas le vaya bien, por eso estamos aquí Gobernador para enviar un mensaje de los esfuerzos importantes que se están haciendo de su gente y su gobierno por vivir y trabajar”, aseguró Emilio Álvarez Icaza, secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Al dictar su conferencia magistral en el Congreso por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia organizado por el gobierno del estado y el DIF Tamaulipas, precisó que se tiene que trabajar en esa percepción de que el Estado y las instituciones de derecho están trabajando.

Durante su ponencia reconoció la labor que se viene realizando en Tamaulipas para elaborar un programa estatal de Derechos Humanos y articularlo con el Programa Nacional recién anunciado por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.  

“Eso sirve para articular los esfuerzos, los recursos y las acciones en un objetivo común, las niñas y niños que son objetivos común de todos nosotros, para eso sirve la política pública”, afirmó.

 Precisó que la presencia de los poderes del estado es un claro mensaje que se manda y es un hecho que se subraya y se resalta, que en Tamaulipas se trabaja de manera coordinada.

 “La importancia de trabajar articulados, con los diputados locales, con los presidentes municipales, es un desafío de estado pero no es de los gobiernos, quien está aquí, está gente de la sociedad civil, de la academia, de los sectores productivos, sin eso no se puede, este es un dilema que desafía  a la sociedad toda y mucho celebro esta alianza estratégica”.

 Agregó que el dilema tiene que ver entonces que no se le puede hacer a un niño  o una niña lo que se quiera, si reconocemos en ellos sujetos de derechos tenemos que empezar por escuchar lo que ellos piensan y quieren, lo que ellos dicen.

 “El dilema es la igualdad en el ejercicio de los derechos humanos, no solo la igualdad  ante la ley, todos los niños y niñas tienen derecho a la vida, a la educación, a la salud, a la protección”, dijo.