Comerciantes de Acapulco, agradecidos con turistas

En las lonas mencionan además al presidente municipal Luis Walton, al gobernador Ángel Aguirre Rivero y al presidente Enrique Peña Nieto; en Tixtla entregan apoyos a damnificados.

Guerrero

Aquí en Acapulco las movilizaciones y la protesta social cedieron ante miles de turistas nacionales y extranjeros que tienen a 95 por ciento de su capacidad a este destino turístico; de los huracanes Manuel e Ingrid los guerrerenses ya no quieren saber nada.

Hoy, los prestadores de servicios se miran con semblante feliz. Tan es así, que a lo largo de la costera Miguel Alemán cuelgan mantas y lonas de agradecimiento al turista, al alcalde Luis Walton así como al gobernador Ángel Aguirre Rivero y al presidente Enrique Peña Nieto.

"Gracias, señor presidente Enrique Peña Nieto, por trabajar para que Acapulco esté mejor que nunca", se lee en los mensajes colocados por la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo.

El mismo mensaje se va dando de mano en mano, ya con la sonrisa, ya con la buena atención del restaurantero, del lanchero, del taquero... tanto, que el alcalde Walton celebra que Acapulco haya regresado a este nivel de ocupación turística que se refleja a lo largo de la costera, rumbo al bulevar Las Naciones, en Punta Diamante, donde los vehículos a toda hora van a vuelta de rueda.

El servicio de taxi está al doble de su costo habitual, porque los choferes así sacan su aguinaldo. Por eso las dejadas "largas" son de 200 pesos.

Por eso, salvo el incendio (de los cinco que ocurrieron en distintas partes) que consumió el restaurante Copacabana, provocado por los fuegos artificiales, Acapulco es fiesta y paz, celebración fuertemente resguardada por marinos, soldados y policías federales, así como por los integrantes de la nueva Gendarmería, que con pluma y papel en mano registran un común denominador: "La gente está feliz, tranquila, segura".

Esta buena nueva también alcanzó a los damnificados de Tixtla por los fenómenos Ingrid y Manuel. El gobierno estatal difundió la entrega de mil 255 tarjetas para enseres domésticos para los afectados, que el pasado 29 de diciembre bloquearon la carretera federal Chilpancingo-Tlapa.

Personal del gobierno estatal, encabezado por el coordinador general del Ejecutivo estatal, Humberto Salgado Gómez, acudieron a la cabecera municipal de Tixtla, junto con la secretaria de Desarrollo Social, Beatriz Mojica Morga, quien estuvo acompañada del alcalde Gustavo Alcaraz Abarca, así como representantes del Consejo Ciudadano de
la localidad.

Para facilitar la entrega del apoyo se instalaron 15 mesas en la plaza principal de Tixtla, donde se realizó el procedimiento sin contratiempos y los damnificados respiraron aún más relajados cuando se les informó que el próximo 3 de enero, el gobierno estatal entregará a los damnificados 484 tarjetas más.

Otra de las notas discordantes en este Acapulco a tope de diversión fue el conflicto religioso provocado respecto al cura de la comunidad de Atliaca, Carlos Crestino Luna.

Vía telefónica, Federictor Juárez, integrante del grupo opositor al sacerdote de la comunidad perteneciente a Tixtla, dio a conocer que la tarde-noche del 31 de diciembre se vivieron horas de tensión entre los pobladores, ya que exigen la salida del religioso, ante lo cual el gobierno estatal se comprometió a retirarlo.