Coca-Cola prolonga cierre de operaciones en Chilpancingo

La empresa informó a la Secretaría de Gobernación, y no al gobierno de Guerrero, que suspendería el reparto del 13 al 17 de febrero, pero aún no reinicia operaciones.
Desde este viernes Coca Cola suspendió temporalmente sus actividades en Chilpancingo.
Coca-Cola había informado que la suspensión de operaciones sería del 13 al 17 de febrero, pero a la fecha no ha reanudado el reparto en Chilpancingo. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

La empresa Coca-Cola informó a la Secretaría de Gobernación que suspendería sus operaciones en Chilpancingo del viernes 13 al martes 17 de febrero, pero hasta ahora no ha reiniciado la distribución en la capital de Guerrero.

En Petaquillas, David Cienfuegos Salgado, secretario general de Gobierno, manifestó que los representantes de Coca-Cola en Chilpancingo buscaron el respaldo de instancias superiores, a partir de los constantes saqueos que sufrían sus unidades.

El punto crítico llegó cuando dos empleados de la empresa fueron retenidos por normalistas y maestros el 10 de febrero, en represalia por la detención de cuatro estudiantes que habían saqueado camiones repartidores.

El viernes 13, los encargados de la promoción de ventas de Coca-Cola informaron a todas las rutas de distribución que la venta quedaba suspendida hasta el martes 17.

De acuerdo con el informe que recibieron los encargados de expendios, las ventas deberían reanudarse desde el miércoles 18, sin embargo eso hasta el momento no ha sucedido.

El secretario de Gobierno de Guerrero, David Cienfuegos, explicó que la compañía informó primero a Gobernación, que se trató de una acción unilateral, en el ejercicio de las atribuciones que tiene una empresa para administrar sus productos y servicios.

"La argumentación fue precisamente, que las condiciones en que estaba desarrollando la distribución del producto no eran las adecuadas para sus intereses, solo en Chilpancingo se hizo ese señalamiento", precisó.

Dijo que Coca-cola debe llevar un recuento de cuantos camiones han sido interceptados y despojados de sus productos, los cuales en su momento hará valer ante las compañías en que tiene asegurada la mercancía.

Indicó que FEMSA es, hasta el momento, la única empresa que ha cerrado sus operaciones a partir de las acciones implementadas por maestros disidentes y estudiantes normalistas que reclaman la presentación con vida de 43 estudiantes desaparecidos.