Entregan cobijas a indígenas tarahumaras

Como cada año, la Cruz Roja Mexicana trasladó los cobertores hasta la comunidad de El Bore, en la Sierra Tarahumara.

Urique, Chihuahua

1500 indígenas de la Sierra Tarahumara recibieron ayuda humanitaria para la época invernal por parte de la Cruz Roja Mexicana.

Mujeres embarazadas, con bebés en brazos, niños, adultos mayores y hombres, acudieron a la comunidad de El Bore en el municipio de Urique, Chihuahua, donde se les hizo entrega de costales con despensas, juguetes, kits de higiene y cobijas.

Al evento organizado por la Cruz Roja Mexicana, acudieron indígenas en situación de pobreza provenientes de nueve comunidades del municipio; El Churo, Cuiteco, San Rafael, Babuchibo, Cerocahui, Urachi, San Isidro, Tascates y Las Casitas.

Lo anterior como parte de su Plan Invernal para estados donde afectan las ondas hélidas, con el que se distribuirá del 14 al 16 de noviembre 100 mil kilos de ayuda en la Sierrra Tarahumara de Chihuahua.

Durante la jornada de entregas se beneficiarán más de 15 mil personas con la repartición de 3 mil despensas, 3mil cobertores y 1,500 kits de higiene.

El presidente de la institución de asistencia privada, Fernando Suinaga, en conjunto con el delegado de la Cruz Roja en Chihuahua, Arturo Rodriguez, realizaron la entrega oficial de las primeras ayudas.

"Esta es una de las acciones que hace la Cruz Roja a lo largo del año y esta es la ocasión número 17 que venimos a la sierra del estado", señaló Suinaga.

Con ayuda de traductores se llevó a cabo la entrega ordenada de los costales de alimentos que incluyen productos de primera necesidad a los pobladores, como arroz, aceite, sopas, latas de frijol, sardina, leche en polvo y azúcar, pues muchos de ellos hablan dialectos y no el español.

Los kits de higiene contienen jabones, cepillos , pastas dentales y toallas sanitarias.

El presidente de la Cruz Roja, aseguró que esta ayuda "es un paliativo que les durará alrededor de dos semanas a las familias de cuatro integrantes".

A los niños se les dio una caja de galletas y juguetes.

Todas las acciones se realizaron el apoyo algunos de los 300 voluntarios provenientes del Distrito Federal y el estado chihuahuense.

Lorenzo Acevedo, de 19 años dijo que ha participado en esta labor desde varios años atrás, pues "la intención es únicamente ver sonreír a los más necesitados. No recibo nada a cambio todo es por verlos felices", aseguró.

Fernando Suinaga y Arturo Rodríguez agradecieron el apoyo de empresas como Wal-Mart por la donación de productos, y a Ferrocarriles de México por su transportación.

Las comunidades que se visitarán el próximo sabádo y domingo serán Divisadero y Cieneguitas.