Clausuran Dragon Mart por daño ecológico en QR

La vegetación de selva baja está devastada; afectaron 203 hectáreas, por lo que se suspendió la obra y se impuso una multa: Profepa.

México y Cancún

Por daños en 203 hectáreas protegidas, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró las obras del proyecto Dragon Mart que se construía en Cancún, Quintana Roo. Además, se impuso una multa a la constructora de más de 200 millones de pesos por dañar los ecosistemas que se encuentran en el predio del Tucán, en el municipio de Benito Juárez.

El titular de la Profepa, Guillermo Haro, aseguró que se recabaron pruebas de que se estaba causando una afectación al medio ambiente, por lo que se procedió a la clausura.

La determinación del gobierno federal fue dada a conocer en una conferencia conjunta entre el vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez, y el procurador ambiental. Durante ésta, Sánchez explicó que el gobierno hizo efectiva su facultad de revisar los usos de suelo en los terrenos de su jurisdicción.

A partir de las investigaciones se determinó que el uso de suelo que tiene dicho predio no corresponde al que se le autorizó, debido a la erosión en el terreno.

Mencionó que después de casi un año de investigaciones, las autoridades federales determinaron que la intención de construir en esa zona atentaba contra la fauna y la vegetación, por lo que revocaron los permisos que se habían otorgado y se suspendieron las obras.

También se detectó durante dichos trabajos que la revisión anterior había sido "insuficiente, deficiente y omisa" para evaluar los tipos de suelo y las implicaciones que derivaba el hacer una construcción como la que pretendía Dragon Mart.

El predio, conocido como El Tucán, tiene una extensión de 561 hectáreas, de las cuales ya fueron afectadas 203.

Guillermo Haro incluso aseguró que esa parte del terreno se encuentra "devastada", pues la vegetación de selva baja que había en la zona fue destruida y en su lugar únicamente quedan algunas rocas.

A pesar de que la decisión de las autoridades se puede considerar definitiva, los empresarios aún cuentan con algunos recursos de revisión para apelar la decisión que tomó el gobierno federal de echar abajo el proyecto de Dragon Mart.

El terreno tiene una extensión total de 561 hectáreas, de las cuales ya se afectaron más de 200 por la modificación del medio ambiente. Se detectó que los terrenos se encuentran protegidos por las leyes ambientales, por lo que las autoridades estatales son investigadas por haber concedido permisos de manera irregular.

También se enviaron las pruebas de las determinaciones y los estudios ante las autoridades de control interno de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para que se abra una investigación para conocer por qué se habían otorgado permisos en zonas naturales protegidas.

El juicio continúa: director del proyecto

El director de Dragon Mart, Juan Carlos López Rodríguez, aseguró que la clausura ejecutada por el gobierno federal "no significa la cancelación definitiva del proyecto".

El proceso judicial iniciado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) está en estatus sub judice (Pendiente de resolución judicial) y, por lo tanto, no hay nada definitivo.

Aceptó que el grupo promotor había ganado la suspensión definitiva, pero durante el juicio que obligó a una nueva inspección del predio, la Profepa señaló que esa medida fue ordenada por el juez séptimo de distrito con sede en esta ciudad.

"En esas condiciones se sobresee el amparo, la clausura es solo consecuencia de forma", explicó.

El fondo del asunto, dijo, es que sigue en litigio y se prolongará por un lapso de 10 meses a un año más".

López Rodríguez, quién además de director es socio del grupo promotor de Dragon Mart, dijo que llegarán hasta las últimas consecuencias para mantener el proyecto, cuyo avance a la fecha es mínimo, entre 10 y 15 por ciento, el cual se reduce a trabajos de desmonte y subsoleo, así como a delimitación de áreas y zonas de cimentación.

Expuso que el tema de fondo corresponde al Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa, cuyo fallo está pendiente. No se establece aún si Dragon Mart debió tramitar cambio de uso de suelo ante la autoridad federal o era suficiente el permiso de la autoridad estatal, competencia directa del tema.

Más adelante López Rodríguez desestimó la clausura y señaló que el grupo de empresarios inversores acordaron en marzo del año pasado suspender la obra mientras el estatus legal del proyecto no fuera resuelto jurídicamente.

Capital chino

Este es el segundo proyecto de importancia con capital chino que se cancela en territorio mexicano; el primero fue el tren México-Querétaro que se construiría con una compañía de aquella nación.

Dragon Mart es el segundo proyecto más grande que se efectuaba con capital chino, (el primero se realiza en Dubai) y contemplaba una inversión de aproximadamente 200 millones de dólares.

En plan original se pretendía crear un centro de distribución de productos chinos cuya intención era movilizar mercancía china hacia Latinoamérica.

Por ello, su ubicación era importante y se diseñó a nueve kilómetros del aeropuerto internacional de Cancún y a 11 de Puerto Morelos. Además, se pretendía ampliar la capacidad portuaria de la zona para recibir cargueros multimodales.

Diputados del PRD apoyan la sanción

La fracción del PRD en la Cámara de Diputados celebró la determinación de clausurar el proyecto Dragon Mart en Cancún, Quintana Roo, tras reafirmar que su operación implicaría francas violaciones a las leyes mexicanas en materia laboral, ambiental y de comercio exterior.

Reconoció que la clausura ordenada por la Profepa atiende los reclamos de los sectores empresarial y comercial, así como de organizaciones sociales y de los propios legisladores perredistas.

"La operación de Dragon Mart implicaría prácticas de dumping en una especie de ínsula china dentro del territorio mexicano, sin empleo de mano de obra local y con trabajadores chinos bajo condicionantes laborales y salariales propias de aquel país, en franca violación a las leyes federales del trabajo e inversión extranjera, así como de comercio exterior", acusó el coordinador de los diputados del PRD, Miguel Alonso Raya.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]