Clausuran ocho giros rojos y multan 60 más en Acapulco

El director de Salud municipal informó que empleados y trabajadores no cumplen norma sanitaria.

Acapulco

Debido a que empleados carecían de tarjeta de control sanitario de salud municipal, y por violaciones al reglamento de control de prostitución y actividades de alto riesgo para la propagación de enfermedades de transmisión sexual, fueron multados 60 negocios y clausurados ocho giros rojos.

Lo anterior fue dado a conocer por el titular de la Dirección General de Salud municipal, Juan Arismendi Ríos, quien explicó que las sanciones a los 60 giros rojos van desde diez a 120 salarios mínimos, equivalente a unos 600 y hasta dos mil pesos que ingresaron a las arcas municipales.

Dijo que el proceso se llevó a cabo luego de que los 60 negocios presentaron problemas en su personal que no tenían actualizada el libreto de control sanitario y por violar el reglamento el reglamento para el control de prostitución y actividades de alto riesgo y las ETS.

"Un total de ocho giros rojos fueron clausurados por omitir el pago de sanciones administrativas, entre los que se encuentran; Citrus, Kisses, Cascada, Phink Panther, Litrus, Nuva, Copa Vacía y Arcelia.

"Se reforzó la supervisión y revisión de los libretos de control sanitario que por ley y obligación debe tener el personal que laboran en giros rojos para evitar enfermedades por contacto sexual", dijo Juan Arismendi.

Detalló que se tienen que realizar el pago por las libretas, la consulta médica y exámenes de laboratorio con un costo total de 605 pesos.

En el caso de bailarinas y sexoservidoras deberán renovar cada tres meses exámenes de laboratorio y las meseras lo harán en consulta médica.

En tanto Juan Fernando López Ramírez, responsable del área de giros rojos, informó que en Acapulco existen 150 bares, 40 restaurantes bares, 21 centros nocturnos y 9 billares; además de 30 locales cerrados.

Indicó que la Dirección General de Salud municipal se encuentra realizando un nuevo padrón de giros rojos y trabajadores, además de actualizar el registro de sexoservidoras para mantener control preventivo de enfermedades.