Clausuran obra en Sonora por talar especie protegida

La Profepa informó que la empresa constructora de un sistema de distribución de agua potable en el municipio de Ures tampoco contaba con el Manifiesto de Impacto Ambiental que exige la ley.
Fueron 14 ejemplares de árboles, conocidos como Palo Fierro, los que fueron talados.
Fueron 14 ejemplares de árboles, conocidos como Palo Fierro, los que fueron talados. (Cortesía)

Ciudad de México

En atención a una denuncia ciudadana, inspectores federales de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), sancionará la construcción de un sistema de distribución de agua potable en el municipio de Ures, Sonora, por no contar con el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) que exige la ley.

La Profepa informó que la obra realizada en la comunidad conocida como Rancho Viejo, de la citada localidad fue suspendida por la Delegación Federal e inició un procedimiento administrativo contra estas obras y actividades por no contar con el MIA, emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y por el derribo de ejemplares de una especie en situación de riesgo, lo que significa una violación a la Ley ambiental vigente.

"El fallo de la autoridad ambiental responde también a que dicha obra provocó el derribo de 14 ejemplares de árboles de conocidos como Palo Fierro, la cual es una especie protegida y enlistada en la NOM-059-SEMARNAT-2010".

Se trata de una obra que consiste en una brecha de cuatro metros de ancho por 600 metros de largo para dotar de agua al ganado, pero para ello no tramitaron los permisos ante la SEMARNAT además de que derribaron materia forestal.

El "Palo Fierro" (Olneya tesota) es un especie endémica y protegida, por lo que la sanción por el derribo de estos ejemplares puede ser de los 100 a los 20 mil salarios mínimos de acuerdo a los artículos 163 y 165 de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.

Aseguran carbón

La Profeca aseguró, de manera precautoria, tres toneladas de carbón en un centro de almacenamiento de materias primas forestales, en la comunidad de Los Tanques, del municipio de Álamos, en Sonora.

El propietario cuenta con autorización para el almacenaje de materias primas forestales, pero no pudo comprobar la legal procedencia de 150 sacos de carbón vegetal, que en total arrojó un peso de tres toneladas.

La elaboración ilegal de carbón afecta significativamente bosques y selvas, ya que se recurre a la tala ilegal de los árboles para poder generar este producto maderable.