Clausura y multa, si delfinario reanuda actividades: Profepa

La empresa Dolphin Discovery promueve amparo en Quintana Roo.

México

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) advirtió que si la empresa Dolphin Discovery reanuda las actividades de nado con delfines en el Hotel Moon Palace, en Cancún, Quintana Roo, la multará hasta con 50 mil días de salario mínimo, además de la clausura definitiva del lugar e incluso presentará una denuncia penal.

En un comunicado, la dependencia destacó que mantendrá la suspensión de las actividades hasta que se acredite la autorización en materia de impacto ambiental, solicitud que se encuentra en proceso ante la Secretaría de Medio Ambiente.

La Profepa aseguró que sus inspectores en Quintana Roo verificarán que no se realicen actividades dentro del delfinario, por lo que mantendrá vigilancia constante en el sitio.

Asimismo, la procuraduría ambiental reconoció que “el sitio donde realizan las actividades de nado con delfines se lleva a cabo en el área marina, que forma parte de la zona natural protegida denominada Parque Nacional Arrecifes de Puerto Morelos”.

Por lo que, si bien es cierto que la empresa cuenta con la autorización para el proyecto de ampliación del Hotel Moon Palace —en la que se aprobó la construcción para la rehabilitación del muelle, donde se encuentran los encierros de los delfines— no contempla la actividad de nado con éstos o cualquier otra especie, indicó la dependencia.

 “Aunque la empresa cuente con el registro de predios o instalaciones que manejan vida silvestre de forma confinada fuera de su hábitat natural, otorgado por la Dirección General de Vida Silvestre de la Semarnat, esto no la exime de obtener las autorizaciones federales exigidas por la ley para operar el delfinario”, detalló la Profepa.

El 24 de febrero, el director de Dolphin Discovery, Eduardo Albor, anunció que interpondrá un amparo contra la suspensión de las actividades de nado con delfines que impuso la Profepa.

Aseguró que desde 2012 la Semarnat otorgó la autorización para realizar actividades de manejo, exhibición, recreación, educación ambiental, investigación y nado interactivo, requiriendo información técnica adicional, pero no lo pudo comprobar.

Por su parte, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental exigió a la Profepa atraer el caso para su revisión exhaustiva por los daños ocasionados al área natural protegida.