Clausura Profepa ilegal de extracción de material pétreo en zona del Izta-Popo

De acuerdo con los especialistas de la Profepa, la remoción de vegetación forestal provoca un daño al ecosistema que implica la pérdida de bienes y servicios ambientales. 

Cuernavaca

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFREPA), clausuró en el norte de Morelos un banco ilegal de materiales pétreos de más de casi cinco mil metros cuadrados de donde eran extraída piedra, arena, grava y balastre, actividades que afectaron gravemente la vegetación de la zona.

La delegación en Morelos de la dependencia informó que a través de una denuncia anónima, las autoridades federales localizaron en terrenos ubicados en las comunidades de Tetela del Volcán –Morelos- y Ecatzingo –estado de México- un aprovechamiento no autorizado de una amplia zona donde los delincuentes extraían material pétreo, pero también afectaron una importante superficie y más de mil metros cuadrados de una barranca debido al uso de maquinaria pesada.

Según la información de la dependencia, la empresa inspeccionada y responable –cuya identidad no fue revelada- no acreditó contar con las autorizaciones correspondientes, por lo que se determinó imponer la Clausura Total temporal del predio forestal.

La dependencia no precisó si durante la operación fueron detenidas los responsables de dicha afectación al parque nacional protegido denominado "Parque Nacional Izta-Popo" ubicado en las faldas de los volcanes Iztaccihuatl y Popocatépetl, donde se debe contar con autorización en materia de cambio de uso de suelo en terrenos forestales e impacto ambiental emitidas por la secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

De acuerdo con los especialistas de la Profepa, la remoción de vegetación forestal provoca un daño al ecosistema que implica la pérdida de bienes y servicios ambientales con efectos negativos no solo locales, si no regionales, e incluso a niveles globales.