Civiles iban armados en el desalojo de maestros en Chiapas

De los 30 heridos, dos de ellos son por arma de fuego. De acuerdo a las versiones de personas que estaban en el lugar, los encapuchados oriundos de San Juan Chamula portaban armas de fuego. 
La imagen muestra a un jóven encañonando con armas de fuego a docentes, padres de familia y sociedad civil que se encontraba en los campamentos.
La imagen muestra a un jóven encañonando con armas de fuego a docentes, padres de familia y sociedad civil que se encontraba en los campamentos. (Colectivo Tragameluz)

Tuxtla Gutiérrez

Maestras y maestros de las Secciones 7 y 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) condenaron el desalojo violento en la autopista de cuota de la vía San Cristóbal de Las Casas-Tuxtla Gutiérrez por parte de personas encapuchadas que fueron resguardados por policías municipales y estatales.

De acuerdo a la versión de las personas que se mantenían en el campamento sobre el kilómetro 46 de la carretera de cuota que mantenían ocupada desde el pasado 27 de junio, los encapuchados que provenían del municipio de San Juan Chamula portaban armas de fuego.

Ello quedó documentado a través de una serie de fotografías que capturó el Colectivo Tragameluz, en cuyas imágenes se aprecia a jóvenes portando armas de fuego y atentando contra los docentes, padres de familia y sociedad civil que se encontraba en los campamentos.

Con palos, piedras, armas y cohetones, el grupo irrumpió de manera violenta, mientras eran custodiados por 200 efectivos de la policía municipal y estatal.

En un pronunciamiento, las secciones 7 y 40 del SNTE condenaron "la brutal represión del gobierno contra la Asamblea Popular de los Altos de Chiapas, al desalojarlos de manera violenta" en la autopista Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal, cuyo saldo es de al menos 30 heridos, dos de ellos por arma de fuego.

El magisterio chiapaneco responsabilizó de la integridad física al presidente municipal de San Cristóbal, Marco Cancino, así como al gobernador del estado, Manuel Velasco Coello, al presidente de la República, Enrique Peña Nieto y al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, de los hechos perpetrados a las 13:00 horas.

Además, los maestros señalaron que los policías lanzaron gas lacrimógeno mientras los civiles armados perseguían a los docentes.

Ante ello, el Movimiento Magisterial Democrático del SNTE se declaró en "alerta máxima" y convocó a sus bases movilizadas a continuar con sus acciones contra la Reforma Educativa.

Desde el pasado 15 de mayo, maestros iniciaron un paro de labores y un plantón en el primer cuadro del centro de Tuxtla Gutiérrez.

MMR