Desconocen a civiles armados que irrumpieron en Chilapa

El Grupo de Coordinación Guerrero aclaró que los acuerdos que firmaron fue con los comisarios no con los armados. Ofrecen apoyo para dar seguimiento a las 11 denuncias presentadas. 

Chilpancingo

El Grupo de Coordinación Guerrero rechazó que haya reconocido como policías comunitarios a los 300 civiles que se apoderaron de Chilapa del 9 al 14 de mayo, ya que solamente dialogó y firmó acuerdos con los comisarios que nunca estuvieron armados.

Vía comunicado, el GCG se refirió al caso de Chilapa, donde apuntó: "Aparentemente ciudadanos de diversas comunidades del municipio se integraron como policías comunitarias, el Grupo de Coordinación Guerrero manifiesta que no reconoce a ninguna de éstas y que el diálogo para resolver la problemática se ha establecido de manera cordial y respetuosa con los comisarios de las localidades".

También, el Grupo de Coordinación manifestó que se ofreció a la Fiscalía General del Estado (FGE) todo el apoyo necesario para dar seguimiento a las 11 denuncias presentadas por la probable privación ilegal de la libertad en contra de ciudadanos de la cabecera municipal.

"Reiteramos que las dependencias estatales y federales han actuado de manera coordinada para restablecer el orden y garantizar la seguridad de los habitantes del municipio de Chilapa de Álvarez", anota el comunicado.

La presunción del Grupo de Coordinación Guerrero se hizo después de que familiares de los desaparecidos en Chilapa reprocharan que el gobernador del estado, Rogelio Ortega Martínez se reuniera y firmara acuerdos con los civiles armados que mantuvieron tomada la ciudad durante cinco días, ya que sostienen que seguramente forman parte de la delincuencia organizada.