Ciudad Juárez aplica programa de austeridad

El presidente municipal, Enrique Serrano Escobar acordó con el Cabildo un descuento del 100 por ciento en los recargos del impuesto del predial.

Ciudad Juárez

A 10 días de que tomó posesión de la presidencia municipal de Ciudad Juárez, Chihuahua, Enrique Serrano Escobar, aplicó un estricto programa de austeridad para soportar los compromisos de los últimos meses del 2013, pues no se cuenta ni para pagar la nómina que supera los más de 25 millones de pesos quincenales.

Sin embargo, mientras se realiza una reingeniería financiera para enfrentar la deuda que se le heredó por más de 700 millones de pesos, el Cabildo acordó un descuento del 100 por ciento en los recargos al pago del impuesto predial del 2012 y años anteriores.

“Se tomó el acuerdo de aplicar un descuento del 100 por ciento en recargos al pago de este gravamen, con el fin de recuperar parte del rezago existente, así como para facilitar a los contribuyentes el cumplimiento de esta obligación”, se precisó.

Al arrancar el más estricto control del manejo de los recursos, dijo que va a reducir sus gastos en el ejercicio de su Gobierno, por lo que pidió al resto de los funcionarios para que eliminen de la cartera municipal las cuentas de los teléfonos celulares.

Tras lo anterior, Serrano Escobar, sostuvo que el programa de austeridad se va a aplicar durante los tres años de la administración. Resaltó que el gasto público seguirá su marcha sin ninguna alteración, salvo en aumentarlo, en beneficio de la población.

“La austeridad será aplicada durante los tres años, privilegiando la asignación de los recursos para el gasto público, con un beneficio directo para el bienestar de la población, no necesariamente para los empleados o funcionarios municipales”, manifestó.

Una vez que señaló que sus gastos personales relacionados con desayunos, comidas y cenas, serán pagados de su bolsa, advirtió que los vehículos oficiales se utilizarán estrictamente de manera oficial por los empleados, “no para ir o regresar a sus casas”.

Con respecto al pago de la nómina, dijo que se utilizará parte de los 300 millones de pesos que le puso a su disposición el gobernador del estado, César Duarte Jáquez, para que arrancara su Gobierno, el cual inició el pasado 10 de octubre.

“No tenemos suficiente dinero para operar, tenemos que trabajar en la optimización de los recursos gubernamentales, y en cuanto a la deuda de los 700 millones de pesos, se debe desembolsar el primer pago del Programa de Movilidad Urbana que son unos 260 millones de pesos…”, dijo el alcalde.

Por su parte, los coordinadores de las fracciones edilicias del PRI y PAN, Alberto Reyes Rojas y José Márquez Puente, respectivamente, solicitaron un encuentro con el tesorero, Miguel Orta Vélez, para conocer el estado financiero de la administración.