Operan con éxito a oso negro rescatado de circo

El ejemplar fue decomisado a los propietarios de "Harley Circus" en Dzidzantún, Yucatán, quienes mutilaron el maxilar inferior y dentadura superior del animal.

Ciudad de México

La unidad de rescate, rehabilitación y reubicación de fauna silvestre, endémica y éxotica en México, coordinada por la Profepa, realizó de manera exitosa la colocación de una prótesis maxilofacial de titanio a un oso negro que fue mutilado del maxilar inferior y dentadura superior por los propietarios del "Harley Circus" en Dzidzantún, Yucatán, a quienes se les decomisó el ejemplar en marzo pasado.

"Son dos placas, cada una resiste una tonelada de fuerza y cada una tiene seis tornillos que miden 14 milímetros de largo y que le dan una sujeción suficiente. En realidad el nunca va a masticar dos toneladas, en primera porque normalmente ellos mastican una tonelada, es la fuerza que tienen. Además, por las mismas amputaciones que tuvo sufrió atrofia en sus músculos", señaló el cirujano Ignacio Calleja en entrevista con Milenio.

La cirugía del oso llamado Invictus tuvo una duración de 5 horas y fue realizada de manera altruista por el equipo del médico Ignacio Calleja, coordinador de cirugía maxilofacial del Hospital ABC de la ciudad de México y del médico veterinario Carlos Flores, quien ha dado seguimiento al oso desde el pasado 10 de mayo, cuando arribó a la unidad de rescate ubicada en el Bioparque Convivencia, en la ciudad de Pachuca, Hidalgo y donde se realizó la operación.

Los médicos esperan que con la colocación de la prótesis, Invictus que ahora pesa 119 kilos, alcance su peso ideal de entre 140 y 150 kilos, mediante la ingesta de alimentos propios de su especie, como carne y frutas enteras; ya que durante el tiempo que permaneció en el circo solo era alimentado con arroz con leche.

"Los antibióticos los va a tener por una semana, va a tener analgésicos por los primeros cuatro cinco días y los cuidados normales de dieta que empezará con cosas muy suavecitas, líquidos y luego avanzando poco a poco hasta una dieta normal, que no la tenía él desde hace 8 años. Quizá en los próximos 4, 5 días se nos baje otros 5 kilos, luego esperamos que tenga el rebote por estar comiendo bien y que a los 119 que pesa ahora llegue a los 140 kilos, 150 kilos", indicó Calleja.

El especialista explicó que de las 42 a 44 piezas dentales con que cuenta un oso negro, a Invictus le fueron extraídos sin ningún cuidado, 12 piezas dentales del maxilar inferior y algunas superiores.

"La fuerza de la mordida de un ser humano, la parte más fuerte es como de alrededor de 300 kilogramos, en un animal como él es de una tonelada. De hecho eso es parte del reto, el reconstruir algo para que soporte una tonelada de la fuerza cuando mastique. El ahora con toda la atrofia muscular que tiene debe estar mordiendo más que alrededor de cien kilogramos, una décima parte de los que él debe llegar a morder", dijo el médico, previo a la cirugía.

De acuerdo con la Profepa, es la primera vez en México y América Latina que se realiza una cirugía de este tipo.