Cierran trabajadores sindicalizados oficinas del municipio de Acapulco

El alcalde Luis Walton reculó en el ordenamiento de enviar a más de 40 empleados municipales de las salas de regidores a otras áreas. Denuncian que regidores tienen en nómina a familiares.

Acapulco

En menos de 24 horas el gobierno municipal del alcalde Luis Walton Aburto, metió reversa y dejó sin efecto el ordenamiento de enviar a más de 40 empleados municipales de las salas de regidores a otras áreas, luego de que estos y sus líderes cerraron las oficinas.

Ayer les fue notificado que serían puestos a disposición de Recursos Humanos para enviarlos a otras áreas, ya que en cada regiduría hay seis empleados, cuando deberían ser tres.

Por lo que desde las nueve de la mañana los empleados sindicalizados de las secciones 56, 24, 36 y 14, cerraron las puertas de acceso a las regidurías e iniciaron la protesta para exigir que no se les envíe a otras áreas.

"Nosotros tenemos años trabajando y ahora nos quieren mandar a otras áreas porque los regidores llegaron con sus compromisos (hijos, esposas, esposos, novios y aviadores) y por eso nos quieren quitar", dijo una empleada municipal

Los inconformes y sus representantes sindicales dialogaron por espacio de casi tres horas con la secretaria general del ayuntamiento, Magdalena Camacho Díaz, quien ordenó que la notificación quedara sin efecto.

Incluso los trabajadores le exigieron que el alcalde del Movimiento Ciudadano, Luis Walton no entregue ninguna base sindical para empleados municipales y le pidieron que el acuerdo quedara por escrito.

En coro los trabajadores sindicalizados negaron que sus salarios se les este pagado de manera puntual y manifestaron su rechazo a recibir el aguinaldo en tres partes como lo anunció Luis Walton.