Cierran ediles de comunidades indígenas calles de Oaxaca

Alcaldes se quejan de haber sido excluidos de la Cruzada contra el Hambre y criticaron los mecanismos para medir la pobreza. Reclaman que los beneficios solo se otorgan bajo criterios políticos.

Oaxaca

Autoridades municipales de unas 100 comunidades indígenas, - de las regiones de la Mixteca, la Sierra y los Valles Centrales, - protagonizaron una marcha con cierres de calles en la Ciudad de Oaxaca para exigir su inclusión al padrón de beneficiarios de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Los inconformes criticaron los mecanismos utilizados para medir la pobreza y los grados de desnutrición en sus comunidades, alegando que los beneficios solo se otorgan bajo criterios políticos.

El presidente municipal de Tehuantepec Donovan Rito, criticó que a pesar de que solicitaron la inclusión al padrón de la cruzada contra el hambre, fueron relegados pese a que acreditaron la mayoría de los lineamientos para ser favorecidos con el programa federal.

Refuto que en contra parte y sin tener indicadores altos de desigualdad social se favoreció al municipio de Salina Cruz, que esta localizado una zona urbana que tienen un alto impacto y desarrollo derivado a la operación de la planta refinadora de PEMEX.

Al respecto, Mauro Cruz representante de la denominada Asociación para el Fomento y Desarrollo de los Pueblos de Oaxaca (APDPO), exigió establecer una mesa diálogo directo, tanto con el gobernador Gabino Cué como con funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), para discutir la inclusión de los municipios pobres que han sido excluidos de la lista de beneficiarios de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Denunciaron que las comunidades marginadas, entre ellas San Dionisio Ocotepec, San San Pedro "El Alto", San Andrés Zaabache, San Esteban Atatlahuaca, San Fernando de Matamoros y Tlayozaytepec, han acudido funcionarios federales y estatales, mismos que solo les han hecho promesas, sin que nadie cumpla los acuerdos

"Siempre hemos manifestado estar en contra de las movilizaciones que afectan los derechos de terceros, sin embargo, y ante la indiferencia de las autoridades federales y estatales, nosotros los ciudadanos de a pie, no tenemos otro mecanismo por el cual hagamos saber nuestras demandas y sobre todo, ser escuchados", destacaron.

Asimismo dijeron que durante tres años, han buscado canales institucionales y legales para ser escuchados y atendidos, a través de reuniones con funcionarios y representantes populares en las sus agremiados de viva voz manifestaron sus inquietudes, sin embargo, siempre recibieron raquítica atención, indiferencia y largas, no así aquellos que optaron por la movilización social ya que siempre tuvieron respuestas favorables.

Los inconformes cerraron durante cuatro horas al menos tres cruceros estratégicos en la Ciudad, que fueron abiertos hasta que se integró una comisión negociadora que atienda sus demandas.