Cierra planta de biocombustible en Veracruz

La planta generadora de energía eléctrica fue la primera en su tipo y su cierre deja sin empleo a 300 obreros y miles de cañeros. 

Veracruz

El que fuera el primer ingenio etanolero y planta generadora de energía eléctrica de Veracruz, ubicado en Atoyac, cerró sus puertas y dejó sin empleos a 300 obreros, afectando también a más de dos mil familias de cañeros del centro del estado que suministraban su producto y prestaban servicios diversos a la planta.

En 2009 comenzó a operar el primer ingenio productor de bioetanol, la Central Energética de Atoyac donde además de producir etanol anhidro, alcohol etílico hidratado, vinazas (Fertilizante orgánico concentrado), realizaban cogeneración de energía eléctrica de 1 M.W., que entregaban a la Comisión Federal de Electricidad.

Menos de cuatro años duró con vida la planta, que en el tiempo de operaciones acumuló adeudos con cañeros, Seguro Social, Infonavit, proveedores, trabajadores, y en marzo fue clausurada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, "por incumplir con las normas de sanidad".

La Central Energética de Atoyac y Destilería del Golfo, ubicadas en la comunidad de Villa General Miguel Alemán, en Atoyac, sobre la carretera estatal que va de Córdoba a Paso del Macho, mantenía conflictos con el sindicato por adeudos salariales y prestaciones de los trabajadores, por lo que después de la clausura de la Cofepris, la empresa que había planeado moler más de 125 mil toneladas de caña y utilizar además sorgo dulce, no sacó ni un litro más de etanol.

En planes quedó la producción de 40 mil millones de litros de bioetanol con la molienda de 500 mil toneladas de caña por zafra en cinco años.

INICIA LIQUIDACIÓN

Esta semana la planta destiladora, "Destilería del Golfo" que tiene adeudos millonarios también con cañeros, comenzó a liquidar a 300 obreros que laboraban allí, para lo cual destinará cerca de cinco millones de pesos.

Una vez concluido el proceso de liquidación comenzarán a desmantelar la alcoholera y la central energética.

El representante legal de la empresa a cargo de la liquidación, José Guadalupe López Blanco, explicó que la sociedad mercantil de la empresa será disuelta cuando haya concluido el pago de liquidación.

Por su parte el presidente municipal de Atoyac, Agustín Mollinedo Hernández, admitió que es lamentable que por problemas con el Sindicato y la Cofepris la empresa deje sin trabajo a más de 300 personas y se afecte directamente la economía del centro del estado, ya que son miles de familias las que dependen de la planta.

Comentó que trató de contactar al propietario de la planta Salvador Romero Valencia, pero el mismo jamás respondió sus llamadas.

Mientras se cierra la fuente de empleos, la discusión de las leyes secundarias de la Reforma Energética de país se encuentra parada en el Congreso de la Unión.

Además de la planta de Atoyac, en Veracruz el ingenio de Ozuluama adecuo sus instalaciones para producir biocombustible.