Académicos y sacerdotes, por una educación integral

Durante un foro, los especialistas coincidieron en que el país atraviesa por una emergencia educativa.
Los participantes en el foro.
Los participantes en el foro. (Cortesía )

Ciudad de México

Empresarios, rectores de universidades públicas y privadas, académicos y representantes de la Iglesia Católica coincidieron en que el país atraviesa por una emergencia educativa que exige emprender acciones para una educación integral con dignidad.

Durante el diálogo “Educación y cultura dos elementos esenciales para construir una nueva sociedad”, el presidente de USEM-Monterrey, Álvaro Madero; el rector del Sistema TEC, David Noel Ramírez, se reunieron con el Nuncio Apostólico en México, Christophe Pierre, donde advirtieron que la crisis que enfrenta la sociedad es resultado de lo que ha sido sembrado durante varias generaciones.

Por ello, lanzaron el reto inmediato de educar y dialogar para asimilar que son más que violencia y corrupción, para recuperar valores y ética.

“Ya basta de estar achacándole al gobierno el rostro sufriente del país”, afirmó el rector del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, David Noel Ramírez, al referirse a que las actuales generaciones actúan en función de una nueva cultura que promueve el relativismo, el hedonismo y el consumismo.

Las instituciones educativas, dijo,  tenemos el reto de  que los educandos tengan una misión de vida, pero las escuelas jugamos un papel subsidiario, complementamos lo que hace la familia.

“Definitivamente tenemos que mejorar el ambiente en que vivimos que es muy permisivo, donde las personas ya no logran diferenciar entre el bien y el mal. Nos estamos acostumbrando al mal, cada vez más somos insensibles ante el mal y no hacemos nada para revalorar el bien”, aseguró.

El presidente de USEM-Monterrey, Álvaro Madero, afirmó que se trata de formar para educar, pues la presencia de líderes académicos muestra la preocupación y al mismo tiempo el compromiso de mejorar la situación que vivimos en la sociedad en general.

El Nuncio Apostólico en México, Chistophe Pierre, les recordó que el Papa Benedicto subrayó la emergencia educativa que habla de la necesidad de actuar rápidamente y donde el papel del maestro es fundamental.