Chocan pipas en carretera de Veracruz

Por la peligrosidad y toxicidad del ácido se determinó cerrar el paso sobre la carretera Transtsímica en el tramo que va de Cosoleacaque a Minatitlán, en tanto se realiza el trasvase del material. 
Debido al percance la sustancia que transportaba una de las pipas se derramó sobre el pavimento.
Debido al percance la sustancia que transportaba una de las pipas se derramó sobre el pavimento. (Secretaría de Protección Civil de Veracruz)

Veracruz

Dos unidades de carga, entre ellas una pipa cargada de Ácido Acrilonitrilo chocaron en la Carretera Transístmica, en el tramo que va de Cosoleacaque a Minatitlán, al sur del estado.

Una pipa de Autotanques de México, ATM 218-220, número 526 con placas de circulación 508AK4 trató de ganar el paso en el retorno, sin embargo chocó contra un camión torton que transportaba grava.

Al impacto la pipa volcó y el ácido se derramó, obligando a la evacuación de los trabajadores de una gasolinera cercana y de los habitantes de la unidad habitacional Los Naranjitos.

La Secretaría de Protección Civil en la entidad, Yolanda Gutiérrez Carlín, explicó que por la peligrosidad y toxicidad del ácido se determinó cerrar el paso sobre esta carretera, en tanto se realiza el trasvase del material.

No se registraron personas lesionadas o con daños por el accidente.

Personal de Petróleos Mexicanos llegó para realizar los trabajos de retiro de la unidad y el trasvase del producto, en tanto que elementos de la Policía Federal, Seguridad Pública del estado y Protección Civil acordonaron el área y apoyaron las maniobras.

Aclaró que no se registró ninguna explosión y la evacuación se realizó de manera preventiva pues se determinó un cerco de seguridad de 200 metros mínimo.

El acrilonitrilo es un líquido sintético, incoloro, de olor penetrante parecido al de la cebolla o al ajo que es usado para fabricar otras sustancias químicas tales como plástico.

Se utiliza para la fabricación de fibras textiles resistentes a los agentes atmosféricos y a la luz solar.

El ácido que se derramó puede ocasionar problemas de irritación de ojos, nariz, garganta, pulmones, dolor de cabeza, mareos, nauseas y hasta la muerte en una exposición repetida y directa.

El camión cargado con grava con las siglas SNAT Minatitlán, portaba placas de circulación 801 NP7 y era conducido por Manuel Urquieta Fernández.