Choca diputado del PAN en Querétaro; alega “guerra sucia”

Conducía en supuesto estado de ebriedad.
Según testigos, Apolinar Casillas iba a alta velocidad; no hubo lesionados.
Según testigos, Apolinar Casillas iba a alta velocidad; no hubo lesionados. (Especial)

Querétaro

En Querétaro, el diputado local panista Apolinar Casillas protagonizó un accidente automovilístico junto con el director de Ingresos del municipio de El Marqués, Martín Díaz, en avenida de la Luz, zona norponiente de la capital.

La madrugada de ayer, a bordo de una camioneta, el también aspirante a diputado federal viajaba a rápida velocidad y se estrelló contra un camión de la Ruta 131, al que proyectó varios metros, de acuerdo con testigos.

En el interior del microbús que pertenece a la RED Q, con placas 630-272 T, iban siete pasajeros y el operador, pero no hubo lesionados. El legislador bajó de su automóvil con placas UMD 2124 y fue reconocido por los usuarios, quienes narraron que iba en estado de ebriedad.

Casillas fue enviado a la agencia 6 del Ministerio Público especializada en Hechos de Tránsito, una vez que los reporteros de nota roja empezaron a llegar. Posteriormente, negó que estuviera ebrio y aseguró que se trataba de “guerra sucia”, pues el camión se “le atravesó”.

Por lo pronto, pagó una multa y salió de la agencia ministerial pasadas las 6 de la mañana y tres horas más tarde llegó a una comisión parlamentaria.

El secretario de Seguridad Pública municipal, Héctor Benítez, señaló que el médico legista es quien debe determinar el grado de intoxicación que presentaba el diputado, debido a que el parte oficial indica que tenía un “avanzado estado etílico”.

No es la primera ocasión que Casillas protagoniza accidentes de este tipo en presunto estado de ebriedad; el año pasado chocó contra dos taxis cuando esperaban la luz verde del semáforo. En esa ocasión el legislador, que iba acompañado por una mujer, no medió palabra y fue llevado a la agencia del Ministerio Público.

Hace algunos años, cuando ya ocupaba un cargo de elección popular, se peleó con otro diputado, a quien para ofenderlo lo llamó “indio”.

El otro legislador, de origen indígena, molesto y al calor de las copas, se quitó el cinturón y le comenzó a pegar en público, tras una discusión sobre el presupuesto.