Duarte constata los daños causados por las lluvias en la Sierra Tarahumara

El gobernador de Chihuahua entregó alimentos y cobijas a los habitantes afectados por las lluvias.
El gobernador César Duarte durante el recorrido.
El gobernador César Duarte durante el recorrido. (Juan José García Amaro)

Chihuahua

El gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, dijo que continúan las gestiones para que el municipio de Batopilas reciba recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) para ayudar a los habitantes afectados por las lluvias que causaron severos estragos en esta localidad.

Al entregar alimentos y cobijas en ese lugar que fue nombrado "Pueblo Mágico" por el ex presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa-, el mandatario anunció una inversión por más de mil millones de pesos para detonar el turismo en esa región.

"Con una inversión de más de mil millones de pesos en infraestructura generada por la minería, vendrá a darle a Batopilas otra dimensión, este es el lugar que ha formado a Chihuahua gracias a su minería, que se colocó en la vista de todos los inversionistas del mundo desde hace muchos años", dijo.

Duarte Jáquez, acompañado de su esposa y funcionarios de su gabinete, sobrevoló los municipios de Chínipas, Urique y Batopilas, para constatar los daños que causaron las lluvias que 'cayeron' la semana pasada en la sierra tarahumara.

"Aunque en primera instancia el gobierno federal sólo declaró zona de emergencia a Urique y Chínipas, las gestiones continúan para que Batopilas también sea incluido en esa situación y reciban el apoyo del Fonden para atender las necesidades alimenticias, de abrigo y de salud en la población afectada", indicó.

La Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC) informó que las lluvias "atípicas" causaron considerables daños a las viviendas, arroyos y en la salud de algunos de sus habitantes, de los que dos menores murieron y el padre de los mismos se encuentra desaparecido.

"Deslaves en cerros con arrastre de grandes cantidades de lodo, desprendimiento de grandes rocas que bloquearon caminos, como uno de los frentes de construcción de la nueva carretera; desbordamiento de ríos y arroyos, daños en techumbres y estructura de viviendas, son parte de los daños que la precipitación pluvial dejó en esta zona serrana", se precisó.

La vocería del Gobierno de Chihuahua señaló, que aun cuando se ha tenido una respuesta positiva del gobierno federal, "en tanto se libera el resto de los recursos, el gobierno estatal atiende con recursos propios las necesidades de las familias de esta región, que fue dañada por el temporal lluvioso atípico invernal".

"De manera previa, personal de la Coordinación Estatal de Protección Civil se trasladó a las zonas afectadas en un recorrido terrestre de más de 10 horas, donde se evaluaron algunos de los daños causados por las lluvias", se informó.