Realizan 35 cubanos huelga de hambre en Chiapas

Denuncian represión y corrupción al interior de la estación migratoria Siglo 21.
Los representantes de los cubanos denunciaron represión y corrupción al interior de la estación migratoria Siglo 21.
Los representantes de los cubanos denunciaron represión y corrupción al interior de la estación migratoria Siglo 21. (Juan de Dios García Davish)

Tapachula, Chiapas

Poco más de 35 cubanos se encuentran en huelga de hambre desde hace más de 72 horas en el interior de la estación migratoria Siglo 21 perteneciente al Instituto Nacional de Migración (INM) para protestar por acciones de extorsión, represión, venta de droga, mala alimentación y falta de medicamentos que existe ahí.

Los representantes de este movimiento, que solamente se identificaron como Yadira, Eduardo, Edwin y Antonio, solicitaron la intervención inmediata del presidente Enrique Peña Nieto y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), ya que 35 de sus compañeros se encuentran en huelga de hambre para exigir su libertad inmediata, el cese a la represión y corrupción que se da al interior de la estación migratoria Siglo 21.

Cuatro de los cubanos explicaron que anoche fueron liberados una vez que las autoridades se percataron que eran los promotores de la huelga de hambre. Antes llegó un supuesto abogado, quien pretendió cobrarles unos amparos que nunca solicitaron ni promovieron.

"Querían que les pagáramos mil 400 dólares por cada acción, a lo que nos opusimos y cuestionamos, ya que no solicitamos sus servicios", denunciaron.

De igual forma, acusaron que han estado llamando a sus familiares desde la misma oficina de migración para exigir el pago por su liberación. "Uno de los altos jefes dijo que eso era común y que no podían hacer nada", acotó uno de los isleños.

"Urge la intervención de las autoridades, hay gente con diabetes, hipertensión y otras enfermedades. Y solamente les suministran fármacos vencidos. Tememos por su vida" dijo Antonio.

Agregaron que en la estación migratoria hay venta de privilegios, estupefacientes y otras cosas. "A nosotros siempre nos querían requisar los teléfonos celulares. Ya estamos cansados de que nos retengan para quitarnos dinero, creen que somos banco".