Nuevo Cefereso de Chiapas en riesgo: Zoé Robledo

La penitenciaría construida en el sexenio de Felipe Calderón aún no entra en función pues se encuentra en una zona de riesgo.

Chiapas

Vulnerable a inundaciones o una eventual erupción, el Cefereso que la Federación intenta poner en operación en el estado de Chiapas es un riesgo cuyas consecuencias podrían prevenirse, afirmó el senador Zoé Robledo Rincón, quien presentará una iniciativa de ley que establezca normas mínimas y la consideración al gobierno estatal y consejos ciudadanos para buscar una alternativa a su construcción.

A través de un comunicado, el congresista de filiación perredista advirtió que el lugar donde se encuentra el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) en el municipio de Villa Comaltitlán se encuentra en una zona azotada por fenómenos naturales y, de entrar en operación, se inundaría invariablemente con los internos adentro.

Recordó que durante el paso del huracán “Stan” en Chiapas, esa región, que apenas se alza 54 metros sobre el nivel del mar además de la ubicación del río Vado Ancho a 19 metros sobre el terreno, estuvo anegado, situación que se prolongó aún pasadas las fuertes lluvias que arrasaron con comunidades enteras.

Además, precisó el senador, la Secretaría de Gobernación reconoció que el penal es vulnerable a sismos y a una eventual erupción del volcán Tacaná, ubicado en el municipio de Tapachula y colindante con Guatemala.

“México ya ha vivido lecciones muy dolorosas por falta de prevención, si hubiéramos hecho caso a las normas mínimas de Protección Civil, no hubieran fallecido 49 niñas y niños en la guardería ABC de Sonora, por eso digo que ésta es una advertencia todavía a tiempo”, advirtió.

Robledo consideró un error la construcción del Cefereso en Vila Comaltitlán, sin embargo “será un doble error ponerlo en operación”, dijo al tiempo de señalar que se está alertando con suficiente anticipación una “tragedia anunciada”.

Las instalaciones del Cefereso en Villa Comaltitán, tendría capacidad para alojar dos mil 520 internos de baja y mediana peligrosidad que aún no se encuentran sentenciados, iniciándose su construcción durante la administración del entonces presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) y del ex gobernador José Juan Sabines Guerrero en el mismo periodo.

Desde el inicio de su construcción, representantes del sector privado de la zona del Soconusco protestaron por los riesgos de su construcción, considerando que la región sería vulnerable a la delincuencia organizada.

El actual gobierno de Chiapas, encabezado por Manuel Velasco Coello, también se ha opuesto a la apertura del centro federal penitenciario, iniciando diversas acciones para que el Gobierno Federal reconsidere su puesta en operación.