La CETEG secuestra y quema cinco vehículos

Policías antimotines repliegan a inconformes con gas lacrimógeno; no se reportan detenidos ni lesionados tras el enfrentamiento.
Los coches fueron incendiados con bombas molotov en los principales accesos del Congreso local.
Los coches fueron incendiados con bombas molotov en los principales accesos del Congreso local. (Rogelio Agustín)

Chilpancingo

La marcha para exigir la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa derivó en el secuestro y la quema de cinco camiones repartidores, ocasionando que policías antimotines, estatales y federales, replegaran a los manifestantes.

La confrontación ocurrió al término de la marcha, la cual fue encabezada por los padres de los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala, y en la que participaron normalistas (provenientes de Xitla) e integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG).

La protesta comenzó en la avenida de los Insurgentes y avanzó hasta las instalaciones del Congreso de Guerrero.

Al frente del contingente se colocaron los padres de los 43, quienes portaban imágenes de sus hijos y leyendas como "Fue el Estado" y "Te seguimos esperando".

En la sede legislativa, los inconformes estrellaron camiones repartidores contra los portones, intentando forzar la entrada.

En el área del estacionamiento intentaron derribar un monumento; sin embargo, la base de concreto resistió y dejaron el vehículo sobre una pequeña guarnición, donde le colocaron bombas molotov en el interior.

En la explanada Benito Juárez también derribaron la estructura de metal, subieron una camioneta en la escalinata y la estrellaron contra los ventanales de cristal que resguardan el salón de plenos.

Luego de estrellar los demás camiones, los manifestantes los incendiaron.

Controlan protesta

Cerca de las 14:10 horas, luego de haber quedamado los camiones repartidores, elementos de la policía antimotines federales y estatales llegaron al lugar.

Por lo que los estudiantes normalistas e integrantes de la CETEG se alistaron para enfrentarlos con piedras, palos y bombas molotov y se colocaron sobre la vía pública para frenar su avance.

Los policías antimotines lanzaron granadas de gas lacrimógeno, lo que propició que los normalistas y activistas de organizaciones sociales se replegaran hacia la lateral del bulevar Vicente Guerrero.

Los antimotines establecieron un cerco de seguridad, pero al observar que los jóvenes no regresaban simularon que se retiraban, mientras que unidades de bomberos, respaldados por personal de Protección Civil, sofocaron el fuego de las unidades, que quedaron en pérdida total.

Aproximadamente 30 minutos después, los normalistas se reagruparon y buscaron recuperar el control del Congreso, lo que inhibió el trabajo de los bomberos y brigadistas de Protección Civil.

De inmediato reaparecieron los policías antimotines, aunque en esta ocasión iban con el apoyo de elementos federales.

Tras otro intercambio de proyectiles se generó una persecución en dos direcciones; sin embargo, no se reportaron detenidos ni lesionados.

Horas más tarde los inconformes se retiraron del lugar.

Destrozan propaganda

Integrantes del Movimiento Popular Guerrerense, padres de normalistas y maestros de la CETEG destruyeron y quemaron propaganda en el municipio de Ayutla de los Libres, en la región de la Costa Chica de Guerrero.

Desde las 11:30 horas líderes del magisterio disidente de Guerrero, marcharon por las calles de Ayutla de los Libres y arrancaron la propaganda de los candidatos del PRD, PT, Verde y Morena.

El contingente, encabezado por el cetegista Luis Leyva y René Rodríguez, arrancó propaganda y espectaculares de candidatos a la alcaldía, diputados locales, federales y a gobernador.

No obstante, la propaganda del Partido Humanista, por el que compite el líder de la Upoeg Bruno Plácido, no fue destruida.

Claves

Guadalajara se suma

- En Guadalajara, Jalisco, alrededor de 250 personas marcharon en apoyo a los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, desaparecidos el 26 de septiembre en Iguala, Guerrero.

- Con carteles, banderas con los nombres de los normalistas y una enorme pancarta con las imágenes de los 43 jóvenes, el contingente partió del Parque Revolución a la Plaza de Armas.

- A la marcha asistieron activistas, organizaciones civiles, familiares de los desaparecidos y estudiantes de Atequiza, quienes arremetieron contra los políticos ligados al crimen organizado.