Certifican tutores y maestros ante Notario Público daño a escuelas

Padres de familia amenazan con volver a recuperar los colegios el próximo martes si el gobierno del estado no les ofrece un espacio digno y seguro para que alumnos puedan recibir clases.

Oaxaca

Padres de familia y profesores de la sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), regresaron al sitio de la batalla con la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para atestiguar y certificar con notario público que las escuelas recuperadas se encontraban vacías, aunque con cadenas, amagando con recuperarlas el próximo martes si es que la federación no les ofrece un espacio digno y seguro donde los alumnos puedan recibir sus clases.

En la Colonia "Los Angeles", que se localiza en la parte alta del municipio de San Jacinto Amipas, donde se ubica la peleada primaria, la calma regreso a media, en un inpas de abierta tensión social.

La ausencia de los integrantes de la CNTE de los planteles, permitió a los padres de familia salieran de su refugio para reorganizarse y planear una nueva ocupación de las escuelas recuperadas, condicionada a que el gobierno federal les ofrezca un espacio digno donde los niños puedan recibir sus clases.

Como acción única los tutores acompañados del notario público 19, Rodolfo Morales Amaya, verificaron y dieron fe del vandalismo protagonizado por sus opositores a fin de valer una denuncia ante autoridades judiciales.

Atestiguaron que los colegios, tanto la primaria, el preescolar como la secundaria se encontraban vacíos, sin embargo, encontraron en algunos una cadena que les impidió el acceso, solo en la telecundaria encontraron la puerta abierta, pero se percataron que los disidente de la sección 22, borraron con pintura roja la clave de la institución.

Los padres de familia rechazaron que vayan a recuperar por el momento los planteles y adelantaron que será hasta el lunes o martes cuando vayan a habilitar un espacio comunitario para dar clases a los 250 alumnos.

Esther Guzmán, presidenta del Comité de Padres de Familia, preciso que van a demostrar que tienen la mayoría "dejamos en cascaron y nosotros nos llevamos el corazón de las escuelas que son los niños".

Adelantó que van a solicitaran a la federación y a la Secretaría de Educación Pública les dé reconocimiento de validez oficial.

"Estas escuelas nuevas serán del pueblo y estarán dedicadas al estudio, nadie nos las va a arrebatar jamás", enfatizó.

Evidenció que existe una complicidad entre Gabino Cué y la sección 22 por lo cual suspenden cualquier tipo de diálogo.

"A diferencia a de la 22, nosotros somos pacíficos. Ojalá que el presidente Enrique Peña Nieto se fije lo que pasa en Oaxaca", señaló.

Por parte del bando de los padres hay seis heridos, entre ellos dos menores de edad, ninguna ha hecho valer su derecho de denunciar a sus agresores ante el agente del Ministerio Público dependiente de la PGJO.

Adrián Méndez un ex diputado priista, figuró como un defensor de la escuela primaria, se dijo fundador de la colonia, en los tiempos del ex gobernador Heladio Ramírez, y dijo que la escuela "Hermanos Flores Magón", no se construyó con recursos público si con donaciones y tequio de los colonos.

Menciono que en los últimos años se han destinado 2 millones de pesos para levantarla.

VENTANAS ROTAS

La colonia "Los Ángeles" muestro sus heridas, un día después de ser atacado por la violencia protagonizada por la sección 22, con ventanas rotas después lanzaron un llamado al gobernador Gabino Cué para que restablezca el orden social perdido por la sin razón de un gremio que se afana valer su fuerza por encima de la ley.

Juanita Martínez, que vive en la esquina Las Vegas, sostuvo que su casa fue dañada con piedras, e incluso una hirió a su esposo que se encuentra en la cama.

HERIDOS DE BALA

Gabriel García Martínez de 16 años de edad, apostado en un sofá, de una humilde vivienda localizada frente a la primaria “Hermanos Flores Magón”, denuncia que fue atacado con un arma de fuego, que precisa le perforo el cuello y la clavícula.