Cercan activistas Centro Histórico de Oaxaca

Integrantes de la Organización Nacional Poder Popular cerraron accesos al Palacio de Gobierno para exigir una mesa de trabajo con autoridades del gobierno del estado.

Oaxaca

Integrantes de la Organización Nacional de Poder Popular sitiaron el Centro Histórico de la Ciudad de Oaxaca y cerraron los accesos al Palacio de Gobierno para exigir una mesa de trabajo con autoridades del gobierno de Oaxaca.

Los inconformes retuvieron por la fuerza nueve camiones del transporte urbano, que utilizaron como barricada para cerrar el acceso vehicular por las principales calles aledañas al Centro Histórico.

En el Palacio de Gobierno, golpearon la puerta con palos y retuvieron a empleados y funcionarios estatales de al menos unas cuatro dependencias, cinco direcciones y cuatro coordinaciones.

Los inconformes están lidereados por el ex líder universitario Arcadio Hernández, quien demanda entre otras exigencias la liberación de las participaciones municipales para el ayuntamiento de San Jacinto Amilpas, argumenta que hay 190 empleados que no reciben su salario correspondiente desde hace ocho meses.

También exigen apoyos a comuneros de San Francisco Lachigoló, que enfrentan un conflicto de límites territoriales.

La toma de calles y avenidas alrededor del Centro Histórico ha causado un colapso por la desesperación de ciudadanos que a bordo de su vehículo no encuentran una salida para abandonar la zona.

El subsecretario de Desarrollo Político en la Secretaria General de Gobierno, Carlos Santiago Carrasco, buscó un acercamiento con los manifestantes a fin de lograr una tregua para despejar las vialidades.

El funcionario estatal ofreció la instalación de una mesa de trabajo al más alto nivel para encauzar las demandas y exigencias de los activistas de la agrupación.

Sin embargo, los inconformes se negaron a sentarse a dialogar, por lo que se hizo uso de la fuerza pública para desalojarlos.