Tendrá Central de Abasto red interna de transporte

Conectará con las estaciones del Metro Aplatlaco y Aculco, y con la Línea 2 del Metrobús, detalla el proyecto.

México

Como parte de la modernización de la Central de Abasto (Ceda) se realiza un proyecto integral que incluye la rehabilitación de baños públicos, alumbrado ahorrador de energía, reemplazar la red hidráulica y la carpeta asfáltica, así como la puesta en marcha del Cedabús, un sistema interno de transporte en el mercado más grande del mundo.

Estos trabajos se realizan en el marco del 31 aniversario y debido a su deterioro, pues comercializa diariamente 30 mil toneladas de productos alimentarios, que representan 80 por ciento de los alimentos que consumen los habitantes de la Ciudad de México, y un porcentaje significativo de la zona conurbada y estados circunvecinos.

Para realizar las labores de renovación, las autoridades del mercado incrementaron hace unos días su tarifa de ingreso de vehículos en 5 pesos. Dicho incremento fue criticado por los asambleístas.

Uno de los proyectos más ambiciosos es la red del Cedabús, que comenzará a circular los primeros meses del próximo año y recorrerá todo el circuito comercial con conexiones con las estaciones del Metro Apatlaco y Aculco, de la Línea 8, así como con las estaciones del Metrobús de la Línea 2, Rodeo, Rojo Gómez y Río Frío.

Este sistema tendrá 34 paradas y el precio del boleto será de aproximadamente 6 pesos. Cada autobús cuenta con un despachador electrónico de tarjetas donde el usuario podrá adquirirlas y recargarlas.

A largo plazo, las autoridades de la Ceda buscarán que los plásticos sean compatibles con la tarjeta multimodal de transporte, así como la que entrega el Gobierno del Distrito Federal a diversos sectores de la población para que el servicio sea gratuito.

En una primera etapa el sistema estará integrado por 12 unidades que cuentan con motor de gas natural. Cada autobús tiene capacidad para 36 pasajeros y tendrá ocho videocámaras para la seguridad de los usuarios. Incluso, en las instalaciones de la central ya se puede ver el prototipo del camión y la parada.

Además, cuenta con cama baja, es decir, una plataforma de acero que puede bajarse para facilitar el ascenso y descenso de personas con discapacidad.

Las unidades tendrán espacios especiales para colocar bolsas y bultos (como el Metrobús de la Línea 4).

La adquisición de los primeros 12 autobuses tendrá una inversión de 30 millones de pesos aproximadamente, y a mediano plazo la flotilla se incrementará en 60 unidades, que se obtendrán por medio de un crédito con Bansefi que se pagará con los ingresos que se generen.

En entrevista con MILENIO, Pablo Lara, director ejecutivo de Innovación y Proyectos de la Central de Abasto, comentó que se busca dar una nueva vocación al mercado, que se ubica en un terreno de 327 hectáreas y donde ingresan alrededor de 350 mil y 400 mil clientes al día.

“Buscamos que no sólo sea un mercadototote, sino que también se vaya convirtiendo en un Centro de Agronegocios. Lo primero es rehabilitarlo porque está deteriorado. Por ejemplo, se está cambiando la red hidráulica, porque tenía fugas que dejaba muchas zonas sin agua”, indicó.

También dijo que se está sustituyendo la red eléctrica de patios, andenes y pasillos por iluminación con leds para ahorrar 85 por ciento de energía. Asimismo, se colocan pisos industriales, porque “muchas áreas parecían zonas de bombardeo. Además, en unos días inicia un programa de bacheo y reencarpetamiento.

En tanto, la Asamblea Legislativa pidió a la Secretaría de Transportes y Vialidad (Setravi) un informe detallado sobre la situación del servicio de transporte de personas en bicitaxis, mototaxis y carritos eléctricos en la Ciudad de México.

La petición, avalada por todas las fracciones partidistas a propuesta del diputado local Rubén Escamilla, incluye la elaboración de un censo para conocer el número de las unidades alternativas de transporte público de ese tipo, para su posterior regularización. 


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]