Descarta Cenapred fenómeno geológico en Tepoztlán

En el piso de una secundaria apareció vapor y agua caliente, por lo que el organismo estudió el suelo y concluyó que "pudo haber sido causado por un corto circuito", pues ahí había un poste de luz.
Personal de Cenapred analiza agua caliente de una de las jardineras de la Secundaria Técnica número 32 del poblado de Santa Catarina.
Personal de Cenapred analiza agua caliente de una de las jardineras de la Secundaria Técnica número 32 del poblado de Santa Catarina. (David Monroy)

Tepoztlán

El Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), descartó que súbita aparición de vapor y agua caliente en el piso de una escuela de este municipio, derive de un fenómeno geológico y en cambio consideró que un corto circuito estaría detrás del hecho que generó inquietud entre la comunidad y estudios de diversas dependencias.

El Instituto Estatal de Protección Civil (IEPC), anunció este martes que el CENAPRED concluyó los estudios hechos al suelo y agua de una de las jardineras de la Secundaria Técnica número 32 del poblado de Santa Catarina, ubicado en este municipio, donde el pasado 5 de agosto, padres de familia observaron la presencia de vapores y agua que emergían del suelo de tierra, mientras realizaban labores de limpieza ante el inminente regreso a clases.

Los padres y los maestros, alertados por el fenómeno, comenzaron a excavar y casi de inmediato se percataron que el agua que brotaba estaba caliente, además de que había vapor en el lugar, por lo que llamaron a las autoridades de Protección Civil del municipios, que a su vez, acordonaron el área e iniciaron las investigaciones.

Ante los hechos, inicialmente corrió la versión de que en el lugar nacería un volcán, lo que ayudó a que se incrementara el temor e inquietud que había provocado el fenómeno, sobre todo porque durante las labores de excavación, las autoridades habían quitado un poste de luz, lo que hizo suponer que el fenómeno provenía del subsuelo.

Además del IEPC, la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y el CENAPRED, realizaron sus estudios a través de la toma de muestra del agua que ahí brotaba y el análisis de los mapas geológicos, con el fin de identificar el origen del fenómeno.

La semana pasada, la CONAGUA determinó que el agua localizada había alcanzado un calentamiento superior a los 42 grados centígrados, sin embargo, el líquido no contenía minerales ni metales que la hicieran riesgosa para el ser humano, aunque destacaron que tampoco se trataba de agua potable. Según los estudios, el agua recogida no contenía metales pesados.

Mientras tanto, este martes, el IEPC confirmó que el CENAPRED concluyó que el fenómeno "pudo haber sido causado por un corto circuito", ya que en el lugar donde se presentó estaba un poste de luz, en tanto que el agua, habría sido pequeños depósitos generados por las recientes lluvias.

"El Cenapred dio a conocer que para la fuente de calor se considera más probable un corto circuito como una posibilidad de generación de calor transmitida y con descarga a tierra. Esta fuga de corriente tuvo contacto con las varillas de metal del poste de luz que se hallaba cimentado en dicho lugar".

El documento agrega que "el metal (del cimiento del poste) actuó como una resistencia que causó el aumento de temperatura del agua, proveniente de los escurrimientos provocados por las lluvias pasadas, y la emisión del vapor.

"Además, confirmó que el agua y el vapor del yacimiento no contenían gases explosivos y tóxicos, así como la seguridad estructural de las instalaciones del plantel educativo.

Con esta conclusión, se descarta la presencia de peligro para la comunidad estudiantil, así como del poblado de Santa Catarina, Tepoztlán".