Castigan quema en Tizimín

De acuerdo con la Profepa, Jacobo Xacur ignoró el uso de suelo y puso en riesgo el hábitat de plantas y animales.

México

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) impuso una multa de un millón 295 mil pesos a un particular por ignorar el uso de suelo y generar daño ambiental a 393 hectáreas forestales en Tizimín, Yucatán.

La resolución sanciona la actuación de Jacobo Xacur Eljure, propietario del rancho Las Palmas, quien en abril del año pasado quemó de manera indebida la vegetación de esa superficie, lo que afectó el hábitat de especies vegetales y animales.

De acuerdo con el acta de inspección 37/096/035/2C.21.2/CUS/2013, del 16 de abril de 2013, en el lugar se detectó también actividades de tala, corte, arranque y derribo de árboles, así como la remoción total de la vegetación natural con maquinaria pesada (bulldozer).

“Al momento de la visita se observó cómo la vegetación iba incendiándose, por lo que se confirmó un cambio de uso de suelo en terreno forestal sin contar, para dichas actividades, con autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales”, detalló la dependencia federal.

“Hubo grandes áreas con severa fragmentación de ecosistemas, teniendo como consecuencia la perdida de hábitats críticos de diversas especies en Yucatán, como jaguar, venado cola blanca, tigrillo y armadillo, entre otros”.

Al momento de la visita, añadió la dependencia, se determinó aplicar, como medida de seguridad, la clausura total del predio y se aseguraron de forma precautoria dos maquinarias y cinco motocicletas.

De igual forma, fueron puestos a disposición del Ministerio Público federal personas identificadas como Juan Pablo Lugo Huicab, Manuel Jesús Chan May, Jesús Rigoberto Cano Tec, José Antonio Jiménez González, José Ignacio Cen Caamal, Emilio Pantic Alcocer (Emilio Panti Alcoer) y Nelson Pérez González.

No obstante, el tribunal unitario del 14 circuito determinó que solo se dictara auto de formal prisión a Manuel Jesús Chan Ma y Emilio Pantic Alcocer como probables responsables de delito contra la biodiversidad, en su modalidad de derribo de recurso forestal.

El 3 de mayo se impuso como medida de seguridad la clausura temporal al propietario o su representante o apoderado legal, responsable o encargado de la actividad, obra o proyecto con cambio de uso de suelo en el predio denominado Las Palmas, según consta en el acuerdo 211/2013.

En seguida, el pasado 12 de marzo, se determinó procedente que se instaurara el procedimiento administrativo contra Jacobo Xacur Eljure por estos hechos y omisiones, concediéndole un término de 15 días hábiles para que aportara pruebas, según el acuerdo 095/2014.

Derivado de la falta de interés jurídico, según se detalla en los acuerdos 156/2014 158/2014 y 277/2014 notificados en el 10 y 28 de abril pasados, la Profepa determinó establecer sanciones.

El organismo federal ordenó, entre otras medidas, suspender cualquier actividad en ese predio que implique la pérdida de vegetación natural o cambio de uso de suelo, además de que se debe rehabilitar y recuperar la superficie afectada (393 hectáreas).

REHABILITACIÓN

El dictamen establece que deberá elaborarse y ejecutarse una propuesta de trabajo ante la delegación de la Profepa en Yucatán, así como actividades específicas que generen la rehabilitación y recuperación de las condiciones vegetativas, ambientales y función ecológica del terreno dañado.

Lo anterior estará sujeto la supervisión de la autoridad ambiental, de ahí que en la superficie afectada solo podrán llevarse a cabo las medidas dictadas por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

De igual forma, el particular deberá realizar un monitoreo sobre los logros de dichas actividades durante un periodo no menor a tres años consecutivos y presentar informes semestrales sobre los avances, sustentado dichas acciones con material fotográfico.

Según la resolución, también deberá colocarse en espacios visibles del terreno letreros que indiquen que dicha superficie se encuentra bajo rehabilitación ambiental, en cumplimiento de las medidas dictada por la Profepa.

De acuerdo con la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, la sanción aplicada a dicha persona es la máxima establecida en la norma y equivale a 20 mil días de salario mínimo vigente, cuyo monto corresponde a un millón 295 mil 200 pesos.

La sanción se aplica, según las normas de la dependencia federal, por haber actuado sin autorización o permiso de la Semarnat. También se turnó copia a la Secretaría de Hacienda del estado para hacer efectiva la multa y, una vez ejecutada, se comunique a la delegación de la Profepa en Yucatán.

El expediente abierto sobre este procedimiento contra Jacobo Xacur Eljure se encuentra en las oficinas de la delegación de Profepa para su consulta.