Fijará juez el próximo lunes situación legal de padrasto del menor Owen

El director de Servicios Sociales y Jurídico  del DIF dijo que el padre biológico, la abuela y la tía del pequeño son evaluados por un equipo interdisciplinario especialistas.

Cuautitlán

El próximo lunes vence el plazo constitucional cuando un juez determinará su vinculación o no a proceso a Rubén Díaz Alamilla, imputado del hecho delictuoso de lesiones agravadas en contra del niño Owen.

El imputado permanece recluido en el penal de Cuautitlán, luego de un juez decretó la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa.

El menor, "está tranquilo y conviviendo con otros niños, y respondiendo favorablemente a un proceso de adaptación", afirmó Manuel Torres Rodríguez,  director de Servicios Sociales y Jurídico del Sistema Estatal Integral para el Desarrollo de la Familia (DIF).

Agregó que de inicio el padre biológico, la abuela y tía de Owen, no estaban calificados para responsabilizarse, por lo que son sometidos a una evaluación  para determinar su estabilidad emocional y económica por un equipo interdisciplinario de especialistas.

En el caso de que no resulten aptos, el DIF asumirá la tutela del menor, precisó Torres Rodríguez.

Ayer por la tarde, un juez de control determinó legal la detención de Rubén Díaz Alamilla, imputado del hecho delictuoso de lesiones agravadas en contra  del menor y concedió la ampliación a 144 horas del plazo constitucional para la aportación de pruebas.

El juez de control con sede en el municipio de Cuautitlán, Arturo Márquez González concedió la ampliación de 72 a 144 horas solicitada por el abogado particular de Díaz Alamilla para resolver la situación jurídica de éste y determinó prisión preventiva de carácter oficioso, aunque autoridades ministeriales  pidieron su vinculación a proceso por el hecho delictuoso de lesiones agravadas en contra del niño Owen.

El próximo lunes vence el plazo constitucional para determinar o no la vinculación al agresor del niño.