Caso Iguala, con más impacto social que masacre de Tlatelolco: Astudillo

El gobernador electo de Guerrero consideró que la causa principal es la modernización de las comunicaciones, la rapidez y la claridad con la que el hecho se dio a conocer en todo el mundo.
El goberndor electo de Guerrero, Héctor Astudillo Flores admitió que el estado vive momentos sumamente delicados.
El goberndor electo de Guerrero, Héctor Astudillo Flores admitió que el estado vive momentos sumamente delicados. (Rogelio Agustín)

Chilpancingo

El gobernador electo de Guerrero, Héctor Astudillo Flores sostuvo que el caso Iguala-Ayotzinapa tiene un impacto social mayor que la masacre de Tlatelolco, ocurrida el 2 de octubre de 1968, principalmente por la fuerza que tienen las redes sociales.

En Chilpancingo, el también diputado local con licencia sostuvo una reunión con el Colegio de Economistas de la entidad, que preside el académico Max Arturo López Hernández.

Habló sobre el tema de la violencia que actualmente golpea ciudades como Acapulco, Chilapa y Chilpancingo, señalando que para contrarrestar dicho fenómeno hace falta generar empleos, dar más respaldo al sector educativo y fomentar todas las actividades productivas que permitan a la población generarse expectativas de desarrollo.

Admitió que Guerrero vive momentos sumamente delicados, razón por la que en forma recurrente se reúne con especialistas en materia de Seguridad Pública y Desarrollo Social.

Indicó que cuenta con un mapeo que le permite ubicar los problemas de inseguridad, sociales y de diferentes rubros por municipio y región.

Sostuvo que Guerrero vive una tragedia constante, pero hizo hincapié en la marca profunda que representan los ataques cometidos la noche del 26 de septiembre en contra de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

"La tragedia de Guerrero está enmarcada claramente en lo que pasó en Iguala. Ese es el detonador más grande, más fuerte que se ha tenido en los últimos años; yo diría que tuvo efectos más contundentes que la masacre de Tlatelolco".

La causa principal: La modernización de las comunicaciones, la rapidez y la claridad con la que el hecho se dio a conocer en todo el mundo.

Reconoció que en la medida en que los 43 normalistas no aparezcan, el reclamo porque se les presente será permanente, ya que las familias tienen derecho a saber que pasó con ellos.