Caso Ayotzinapa desnudó la narco-política: diputados de Guerrero

Los destrozos cometidos en el Congreso son mínimos ante el sufrimiento de los padres, dicen representantes populares.  

Chilpancingo

Para los diputados locales de Guerrero, el incendio del Congreso local es mínimo comparado con la tragedia que enfrentan las familias de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala de la Independencia, a los que reconocieron el valor de poner al descubierto las alianzas pactadas entre actores de la política y los grupos del crimen organizado.

El tema fue planteado en tribuna de manera inicial por el diputado del PVEM Arturo Álvarez Angli, quien de entrada manifestó su solidaridad con las familias de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa y ratificó su deseo porque los jóvenes aparezcan con vida cuanto antes.

En un recinto en el que prevaleció el olor a quemado, con una pared carbonizada cubierta por un gran paño, el diputado Álvarez Angli consideró importante anotar que la violencia, destrucción y la descalificación no son la ruta correcta para recomponer la vida institucional y social de Guerrero.

Recordó que la tarde del miércoles 12 de noviembre, el Congreso fue objeto de un ataque en el que se generó un gran temor entre los trabajadores que estaban en el edificio, los que participaron intensamente en la contención del fuego y no permitieron que el incendio se saliera de control.

Pese a la embestida, el integrante de la bancada del PVEM la prioridad es restablecer el diálogo con los maestros disidentes y la comunidad escolar de Ayotzinapa.

"Nosotros no estamos en la ruta de buscar culpables, ofrecemos la interlocución y coincidimos en que los 43 jóvenes no pueden seguir privados de su libertad.

Exigimos su presentación con vida", dijo el representante popular.

Gaspar va cuestiona a la PGR

El ex síndico de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, sostuvo que la parte quemada de la sala de Pleno no era más que un mensaje enviado por quienes están al frente de las movilizaciones, con la intención de que los diputados vean la dimensión de la inconformidad.

Aseveró que el planteamiento de justicia es legítimo, sin embargo, la violencia nunca será la ruta adecuada para reclamarla.

Luego, indicó que esta es la primera ocasión en que la Procuraduría General de la República (PGR) interviene, pese a que Guerrero se ha visto sacudido constantemente por capítulos de violencia que resulta extrema.

Hizo un reconocimiento al movimiento que impulsan los estudiantes de Ayotzinapa, entre otras cosas porque están moviendo estructuras de poder a nivel internacional.

Pidió que la PGR no anuncie una cosa primero y otra después, en relación a las polémicas declaraciones hechas en torno a la supuesta muerte de los 43 jóvenes, pese a que reconoce que no tiene elementos contundentes para confirmar los decesos.

La quema no se compara con el sufrimiento de las familias

El ex coordinador de la fracción parlamentaria del PRI, Héctor Antonio Astudillo Flores, subió a tribuna para solicitar que no se pierda de vista el origen de la tragedia que ha captado la atención de la opinión pública internacional.

"El problema se originó en Iguala, por un partido que gobierna ese municipio y sería lamentable que nos volviéramos amnésicos. Sería lamentable decir que no creemos en la PGR y luego pensar en la gravedad de que esto se generó porque se impulso desde un partido a alguien que está sujeto a proceso penal", anotó.

Destacó que el momento que se vive es tan delicado, que por la gravedad de lo que ocurrió es difícil en estos momentos ser contundentes respecto a la información que se aporta.

Luego reprochó la forma en que el diputado del PRD intentó manejar su participación en contra del gobierno federal.

"Quienes estamos aquí, hemos tratado de colaborar inteligentemente para que este Congreso no se convierta en un foro de dimes o diretes. Los responsables que están siendo procesados, son funcionarios electos por el partido al que usted pertenece", dijo a Gaspar Beltrán.

Y machacó: "El origen está claro, no le echemos la culpa a la PGR, cuando la problemática se generó en Iguala".

Consideró positivo que la fiscalía federal anuncie que se abrirá el expediente para sancionar las omisiones cometidas en el caso, pues de esa manera se procederá contra todos los que permitieron que la violencia se desencadenara la noche del 26 de septiembre.

Levantó la voz y señaló el paño que cubre la pared quemada en la sala de Plenos, luego enfatizó: "Esto no es un mensaje; esto es la consecuencia, el producto de la ira de quienes se manifiestan y que están agraviados por lo que sucedió, es tan grande la indignación y tan grave el daño cometido que esto se queda chiquito".

Continuó: "Esto no es un mensaje; es una respuesta pequeñísima ante lo que ocurrió en Iguala. Todos sabemos quien lo tramó y quienes lo ejecutaron".

La dimensión de lo ocurrido en contra de los normalistas es tan delicado, que incluso, en Amsterdam durante el partido entre Holanda y Bélgica hubo una protesta por lo sucedido en Iguala, en una demarcación gobernada por el PRD.

Antes de cerrar sostuvo: "No se había registrado una crisis similar en el país, no salió de Chilpancingo ni Acapulco, salió de Iguala por un gobierno que se equívoco y llenó de soberbia".

... y Cocula es del PRI

En su réplica, el diputado Antonio Gaspar reprochó la intolerancia, soberbia y prepotencia que percibió en su antecesor en la tribuna.

Luego vino su revire: "Se le olvidó mencionar a Cocula, un municipio gobernado por el PRI, yo no vine para hablar de partidos ni a defender a José Luis Abarca, porque lo peor que podemos hacer es convertirnos en defensores de oficio.

Sobre la investigación de la PGR por las omisiones cometidas en el caso Iguala sostuvo: "A mi que me esculquen, todos sabemos quienes han incubado la corrupción y la impunidad. Eso no comenzó con Abarca".

Ayotzinapa reveló las alianzas entre políticos y el crimen

Jorge Camacho Peñaloza, diputado del PAN se refirió a la Normal de Ayotzinapa como una fuerza civilizadora del Estado mexicano.

Se asumió como parte de los guerrerenses que se sienten agraviados por los hechos del 26 de septiembre.

"Ayotzinapa se ha convertido en la gran reveladora de la existencia de servidores públicos que se alían con criminales. Se ha convertido en reveladora de la descomposición que prevalece en todos los partidos".

Precisó que quienes se alían con delincuentes son las personas, no las instituciones.

También sostuvo que no hay duda en el hecho de que los estudiantes y maestros tienen elevadas convicciones: "por eso estudian y por eso son maestros".

Sin embargo, destacó que le genera incredulidad en lo que está ocurriendo, por lo que sugirió a los mentores tener cuidado con la forma en que encaminan el movimiento.

"Definitivamente, no es con la ley de la selva como van a obtener el cobijo de la población, como ocurrió en el movimiento de 1960, es muy lamentable que lleguen al ojo por ojo, yo hago un llamado a la normal rural para que sigan en la ruta de ser la fuerza civilizadora, que no incurran en acciones que los equiparen al nivel de los delincuentes que han exhibido".