Cartonería forma una parte importante del Día de Muertos

La cartonería ha adquirido mucha fama en el extranjero en donde al turista internacional lo que se le vende el Día de Muertos son las calaveras de cartón
Lo que los artesanos venden más el Día de Muertos son las calaveras de cartón.
Lo que los artesanos venden más el Día de Muertos son las calaveras de cartón. (Notimex)

Puebla

La cartonería es una parte importante en la celebración del Día de Muertos, pues los artesanos se apoyan con barro, papel picado, cera, así como calaveras de azúcar, para elaborar los altares con gran creatividad, señaló el maestro Rodolfo Villena, especialista en cartonería.

En entrevista para Notimex, manifestó que la cartonería ha adquirido mucha fama en el extranjero en donde al turista internacional lo que se le vende el Día de Muertos son las calaveras de cartón, eso es lo que les llama la atención, también el altar y la costumbre que tienen los mexicanos de velar en el panteón e incluso comer ahí.

“Pero lo que buscan es esa representación que hacemos de la muerte viva, no estática y fría, sino viva y alegre, jugando y bailando, haciendo lo que cualquier persona viva hace de manera cotidiana”, puntualizó.

El maestro en cartonería dijo que gracias a los apoyos de las dependencias de cultura de México es que conocen esas piezas en el extranjero y se ha dado mucho por incluirlas en los altares de muertos.

Villena Hernández, con 26 años de trayectoria e incontables premios, reconocimientos y diplomas, expuso en Londres en 2014 una retrospectiva de su obra, en la cual montó un altar dedicado al soldado desconocido de la primera guerra mundial.

“Mandamos a imprimir cartas que los soldados enviaban desde la guerra a sus casas y las colocamos alrededor del altar, eran cartas originales de los soldados, del Museo Británico nos prestaron algunas piezas para colocarlas en el altar”, acotó.

Destacó que la gente estaba impresionada porque habían visto ese tipo de obras sólo en fotos o películas, pero nunca en vivo, lo cual era una experiencia que les impresionaba ver y poder casi tocar esa tradición que tanto se habla en el extranjero, de ahí, que fue una experiencia agradable, en donde no sólo representaba a Puebla sino a mi país, en donde en ese entonces se inauguraba el año dual México-Londres.

El especialista en cartonería adelantó a Notimex que como parte del Corredor de Ofrendas 2015, que se inaugura este jueves, va a participar con el altar de la Secretaría de Turismo estatal, la cual se va a instalar en el Centro de Convenciones y el altar es dedicado al empresario Esteban de Antuñano.

“Ahí todo es nuevo y todo fue hecho en Blanco y Negro, el colorido se los va a dar otros elementos que ya se verán, pero todas las piezas que va a decorar serán así, además que tendrá el color de la flor de muerto, es lo que se presentará este año”, adelantó a Notimex.

Rodolfo Villena cuenta con distintas piezas de cartonería en donde en su taller se pudo apreciar una de sus obras inéditas como es autorretrato, es decir, una calavera la cual estaba elaborando y pintando un alebrije.

“Las voy a terminar para otra exposición, es la primera vez, la particularidad de esta pieza es que el alebrije no está pegado a la mano, sino que es de una pieza, de ahí, que está unido a la calavera con cartón y por eso no se terminó debido a que lo está pintando”, acotó.

Subrayó que no es difícil el elaborar estas piezas, ya que la cartonería es un técnica del arte popular que se introdujo a través de la conquista y fue utilizada por el proceso de evangelización con la elaboración de Judas y posteriormente se fueron aportando otros materiales, en donde hoy cuentan con más recursos para llevarla a cabo.

“Lo básico para la cartonería es el papel craft o estraza, así como el engrudo el cual es diferente al que se conoce para hacer las piñas, ya que es una fórmula especial con ingredientes extras, así como moldes que pueden ser de madera, resina o barro o de mismo cartón”, añadió.

Resaltó que se requiere de mucha paciencia en donde los resultados no se ven inmediatamente, en donde hay piezas que puede uno tardar hasta seis meses o piezas sencillas que llevan unos 15 días.

Ejemplificó que una pieza de un metro le puede llevar unas tres semanas o un mes, esto debido a que tiene ya la práctica, confianza y sobre todo paciencia, pero una persona que apenas comienza serán de dos a tres meses.

Villena dijo que mucho se ha discutido sobre los elementos que integran el altar de muertos y su simbología, pero lo más importante de la tradición es el cariño con que se coloca y se pone lo que le gustaba a la persona que murió.

“Lo que más llama la atención del altar es la colocación y decoración, lo cual depende de la familia y creatividad para esto”, acotó Rodolfo Villena originario de la Ciudad de México y quien radica en la capital poblana.

Destacó que los elementos principales son la comida, las velas, el retrato de la persona fallecida, que demuestre distintas etapas de su vida, inclusive ropa o cubiertos que utilizaba en vida.