Reconocen fracaso de caravana de Guerrero al DF

Los organizadores de la Caravana por la Paz y el Desarrollo lamentaron que no hayan sido recibidos por nadie en la Secretaría de Gobernación o en el Congreso.
El grupo de inconformes se encuentra en la inmediaciones de Segob
El grupo de inconformes se encuentra en la inmediaciones de Segob (César Velázquez)

Chilpancingo

Los organizadores de la Caravana por la Paz y el Desarrollo calificaron como un fracaso su visita en la Ciudad de México, pues no los atendieron en el Congreso de la Unión ni la Secretaría de Gobernación (Segob) federal.

En conferencia de prensa en el centro de Chilpancingo, Manuel Vázquez Quintero, abogado de la Unión de Pueblos y Organizaciones del estado de Guerrero (UPOEG), Rigoberto Acosta González, del Consejo Regional de la Sierra de Guerrero (CRESIG), Maclovio Avilés García, dirigente de la Central Campesina Independiente (CCI), Antonio Colín Ramírez, del Foro de Organizaciones Sociales y Campesinas (FOSC), entre otros, lamentaron que los canales de comunicación no se hayan abierto con las instancias federales que buscaron la jornada del lunes.

Lamentaron que en el Congreso de la Unión, los diputados federales no abrieran los espacios necesarios para instalar una mesa de trabajo, en tanto que en la Segob les informaron que el titular, Miguel Osorio Chong se encuentra fuera del país, razón por la que no pudo atenderlos personalmente.

Dialogó con ellos un funcionario de tercer nivel de la instancia, aunque señalaron que no tenía capacidad para resolver sus planteamientos y más aún, carecía de mucha información relacionada con el contexto social que se vive en la entidad.

Lo rescatable, es que los contingentes que se reunieron para tomar parte de la movilización eran representativos, pues lo mismo acudieron campesinos, indígenas, empresarios, estudiantes y mineros, lo que da un carácter inédito a la caravana.

Indicaron que ahora viene un periodo de reorganización para integrar un plan de acción que permita atraer la atención de la Segob y el Congreso de la Unión.

Relataron que varias personas de diversas organizaciones se fueron sumando al contingente en el trayecto, mismas que al llegar al Distrito Federal sumaban más de dos mil.

Expresaron que esta insensibilidad del gobierno federal, está logrando que las acciones se intensifiquen, incluso, se encuentra en diálogo con otras organizaciones de otros estados, de manera específica con Morelos, Michoacán y Oaxaca, quienes están dispuestos a unirse al movimiento para crear un gran frente nacional que luche de manera conjunta.

Especificaron que no están en contra del gobierno y que no buscan una confrontación con ellos, pero sí reclaman la solución a problemas históricos de miseria, corrupción e inseguridad.

Denunciaron que el gobierno estatal no ha aceptado un diálogo con el movimiento, pese a que desde hace seis días buscan una reunión con el secretario General de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo.

Sin embargo, al término de la conferencia de prensa, Martínez Garnelo se comunicó con Rigoberto Acosta González para proponer una mesa de diálogo, lo que fue informado a los demás promotores del movimiento.